miércoles, 27 de junio de 2012

10 lugares inusuales para hacer el amor

Por: Redacción ALOmujeres

10 lugares inusuales para hacer el amor

El verdadero valor de encontrar un lugar diferente a la cama para hacer el amor, bien sea con tu pareja de toda la vida o con un amante casual, está en el peligro que supone el que te “pillen”.

lugares inusuales para hacer el amor
El carro es un cliché, pero hay que chulearlo.
Foto: Thinkstock
  1. En el baño de un bar porque la fiesta siempre será el mejor cómplice para desinhibirte un poco y salir de la rutina. Supone el peligro de realizar un acto privado en un espacio totalmente público y puede resultar novedoso e interesante. Si eres asquienta, mejor que ni lo intentes.
     
  2. En el cuarto de ropas pero sin nada de ropa. Hay quienes dicen que la lavadora, por sus vibraciones, le aporta cierto picante al asunto. Ni se te ocurra montarte en la mesa de planchar porque seguro que no te aguanta.
     
  3. En la oficina porque hace parte de otro gran cliché del amor, el romance de oficina. Aunque los primeros meses de romance pueden ser interesantes y divertidos, hay una gran verdad y es que los negocios y la diversión es mejor no mezclarlos. Pero mientras los mezcles, hasta la fotocopiadora es un buen lugar para enloquecerce.
  4. En el carro porque siempre es bueno recordar la adolescencia, cuando el carro era uno de los únicos lugares en donde tenías un poco de privacidad. Es posible que ahora te sientas verdaderamente incómoda y que quitarse la ropa sea toda una proeza, pero el reto vale la pena.
  5. En una hamaca, preferiblemente un día caluroso, o en un finca. No importa si es pequeña o grande y si, puede ser un poco complicado, pero qué importa. El vaivén de tus caderas puede cogerle el ritmo a los movimientos de la hamaca.
     
  6. En un potrero, mitad vestidos mitad no y más bien rápido porque en cualquier momento algún amable campesino de la zona pasa y te saluda. Eso sí, muy importante llevar una ruana o una cobija para tirarla por ahí, con el fin de que te devore él y no los bichitos que pululan en el pasto.
     
  7. En la playa. El sonido del mar no tiene precio. Aunque muchos detesten la idea de tener arena hasta en los dientes, cómo no chulear el clásico lugar de amor de verano. Para eso existen los pareos. Recomendación anexa, no te hagas debajo de una palmera, no sea que un coco les caiga encima.
  8. En el ascensor. Llevas toda la noche rodeada de gente y el ascensor es el primer lugar en donde puedes tener un poco de privacidad. ¡Atrévete! Ponlo a andar dos o tres pisos más. No te vas a arrepentir. ¡Recuerda la escena de Romeo y Julieta (Baz Luhrman) en que se dan un beso en el ascensor y aplícala!
  9. En la azotea de tu edificio. Aunque siempre esté cerrada y nunca se te ocurra subir, si pasas por la puerta y la descubres entreabierta, no dudes en subir un día a hacer lo debido con una hermosa vista de la ciudad. Eso sí, muy abrigaditos.
  10. En el mesón de la cocina. Mejor todavía si no es la cocina de tu casa, pero en la tuya también, por qué no. Los alimentos son los alimentos. Los apetitos son los apetitos.

5 consejos para reavivar el amor

5 consejos para reavivar el amor



Consejos para reavivar el amor
Consejos para reavivar el amor
Con la subida de las temperaturas y el aumento de las horas de luz, todos comenzamos a sentir en nuestro cuerpo que la primavera está aquí. Sin embargo, con respecto a cómo te sientes con tu chico, ves que la relación se ha enfriado con el letargo y rutina invernales. ¡Es hora de reavivar el amor! Gracias a nuestros consejos, sabrás cómo hacerlo de manera rápida y eficaz.

Jules Filsell, el experto de eHarmony en
relaciones nos enseña cinco consejos sobre cómo poner algo de picante a tu relación y reavivar el amor. ¡Anótalos y ponte a ello!

Seamos realistas, es mucho más difícil y complicado intentar arreglar una relación que reorganizar el armario de los zapatos. Al principio te resultará algo incómodo pero luego te alegrarás.

 


Renueva tu relacion - aleja los rencores

¡Aleja los rencores!


El resentimiento puede dañar seriamente una relación. Y eso ocurre cuando no se han hablado las cosas en su momento. ¡Aleja los rencores de tu vida! El despecho puede arruinar una relación, sobre todo porque está ahí escondido, de manera que cualquier tontería puede convertirse en un problema mucho mayor y hacer estallar la tormenta.

Si te has estado guardando algún rencor, por ejemplo que él haya llegado tarde a una cita contigo o que haya fisgoneado en vuestros ahorros comunes, ¡olvídalo! Ya es hora de
dejar los reproches a un lado.

Después de todo, si hablásteis del tema en su momento, es justo para ambos olvidar. Sabes que es duro, pero es importantísimo para una buena
salud de pareja.



Renueva tu relacion - dile como te sientes

Dile cómo te sientes


¿Has descubierto algo que te molesta de tu chico? Si os habéis ido a vivir juntos y, de repente, te has dado cuenta de que tu pareja no es tan ordenada como pensabas o no te ayuda en las tareas del hogar... no te agobies ni te lo calles. ¡Dile como te sientes!

Sea cual sea la situación, ¡tranquila! Si has notado que tu chico se ha alejado bastante de ti durantes estos últimos meses, vamos a decirte cómo cambiarlo.


No se trata de reprocharle cómo ha actuado contigo, tienes que tener más tacto y psicología y explicarle cómo te has sentido. A ver cómo responde... Confía en ti y en tus habilidades de comunicación. Ya verás como te sientes mucho mejor.




Renueva tu relacion - pasad tiempo juntos

Pasad tiempo juntos


A veces cometemos el error de acomodarnos en nuestra relación. El hecho de vivir juntos y compartir techo hace que se nos olvide cuidar día a día a la persona que tenemos a nuestro lado. ¡Pasad tiempo juntos!

Como le ves todos los días, duermes con él y sabes que al llegar a casa va a estar ahí no te preocupas demasiado en los detalles y en hacerle feliz. El cenar juntos o ver una peli no es suficiente. ¡Supera la rutina e incorpora nuevas actividades!


Intenta algún día de la semana apagar la televisión para conversar tranquilamente. O abrid una botella de vino mientras cenáis. Prepárale un gin tonic o animaros a salir una noche. No hace falta que os den las mil si al día siguiente tenéis que trabajar. El simple hecho de
hacer cosas nuevas os aportará una dosis extra de energía.

No hace falta que os agobiéis intentando sacar tiempo de donde no lo tenéis o de llevar a cabo una sesión intensiva de sexo, sino más bien de
incorporar nuevas rutinas a vuestro estilo de vida. ¡Notarás la diferencia!





Renueva tu relacion - comparte nuevas experiencias

Comparte nuevas experiencias


No hay nada cómo compartir una experiencia nueva y distinta con tu chico para aportar algo de pasión a tu relación. Te ayudará a recordar por qué elegiste a esa persona.

Cualquier actividad que realicéis pero que os haga reir o que os interese a los dos, ayudará. Piensa en qué aficiones compartís o qué os puede gustar a ambos. Un curso de buceo, un día en un parque de atracciones descargando adrenalina... no importa si lo habéis hecho antes o no. Lo que realmente importa es
la actitud que toméis ante ello. ¡Adelante!








 Foto 6/6 

Renueva tu relacion - proyecto a medio plazo

Proyectos a medio plazo


Todos nos dejamos llevar por el círculo rutinario de nuestra vida. Tanto en nuestro trabajo como en la convivencia con una pareja. Pero piénsalo. Si tienes algún proyecto a medio plazo, las cosas se ven diferentes. Tener algo que te apetece en el futuro hace que afrontes el día a día con mayor ilusión.

Por ejemplo... ¡unas vacaciones a Tailandia! Si sabes que en un par de meses te espera una playa paradisíaca o un oasis de paz y tranquilidad, los problemas se reducen y los
pequeños enfados se convierten en meras anécdotas. O no hace falta irse tan lejos. El simple hecho de saber que la próxima semana tenéis una reserva en vuestro japonés favorito ya ayudará.

¡Pero recuerda!
Ésta es una manera de darle un empujón a tu relación de pareja y ponerle algo de picante. No permitas que estas consejos tapen problemas más profundos. Si están ahí los tienes que solucionar.


Ver en enfemenino:





9 cosas que te pueden bajar

Por: Redacción ALOmujeres

9 cosas que te pueden bajar la líbido

Está claro que el deseo sexual varía en diferentes etapas de la vida pero también se puede ver afectado cuando tenemos ciertos hábitos. ¡Toma nota para ayudar a que las ganas no se te escapen!

Libido
Baja de libido
Foto: Thinkstock
Lo más importante de la libido no radica solo en el placer. Investigadores han demostrado que el sexo es en realidad bueno para todos. Un estudio de la Universidad de California por un lado reveló que las mujeres envejecen mejor y tienen una vida más larga si tienen una vida sexual activa. Además sicólogos y sexólogos aseguran que son muchas los beneficios del sexo, entre estos la quema de calorías, ayuda a quitar el estrés y a dormir mejor.
¿Pero qué pasa cuando uno no está de humor para hacerlo? Hay miles de cosas a las que puedes culpar, entre estas enfermedades y trastornos, pero te mostraremos las más comunes. Unas inevitables, otras no tanto:
  • 1. Subir de peso
     
Los cambios de peso pueden biológicamente afectar la libido porque las celulas grasas cambian el equilibrio de las hormonas sexuales en nuestro cuerpo. Pero esa no es la principal razón que afecta el deseo sexual ya que hay miles de personas con sobrepeso que tienen un excelente libido.
Todo apunta a que tiene más que ver con el impacto del peso sobre la persona en su estado emocional. Si las personas no están conformes con ellos mismos y tienen una imagen muy negativa de su cuerpo, esto se verá reflejado en su libido. “Las cosas que puedan afectar tu ego (como te veas o como te sientas) pueden afectar tu libido”, afirma el Dr. Irwin Goldstein, M.D., director del Centro de Medicina sexual en San Diego en el Journal of Sexual Medicine.
  • 2. Tener un estilo de vida poco saludable
Las personas que están en buena forma, tanto física como mentalmente, tienden a tener una mejor vida sexual: que no fuman, que pueden respirar profundamente, que tienen un cuerpo saludable y que están contentos con ellos. Eso es un detonante para una buena libido.
  • 3. Los anticonceptivos
Es posible que la ‘pastilla’, además de prevenir embarazos, afecte el deseo sexual de las mujeres. Esto puede pasar porque esta hace que haya una producción de hormonas que limitan a otras hormonas sexuales (como al testosterona) y las vuelve ‘inactivas’, haciendo por lo tanto que la libido de algunas mujeres se apague.
Si este es tu caso, consulta a tu médico para ver si la solución está en cambiar de métoco anticonceptivo.
  • 4. Falta de sueño y fatiga
Estar cansado afecta todo, desde el trabajo hasta en las relaciones, y por supuesto tu vida sexual. Por ejemplo, en las parejas con bebés recién nacidos que se levantan varias veces en la noche suelen pasar la falta de deseo sexual pues siempre están cansados y no hay nada que afecte más a la libido que esto. Pero esto es solo un ejemplo, qué tal las personas que tienen dos trabajos o que están enfermas o que simplemente tienen dificultades para dormir o enfermedades del sueño (insomnia, síndrome de apnea…).
  • 5. Tener un bebé
Para las mujeres que recién han tenido un hijo es normal que su vida sexual y deseo hayan cambiado desde que el bebé nació. Y es claro, los cambios hormonales y seguramente la falta de sueño por cuidar al bebé, son los responsables de la falta de deseo sexual.
Además, la hormona que se produce durante la lactancia (prolactina) también ayuda a que la libido baje.
  • 6. Medicamentos
Algunos pueden afectar negativamente al deseo, especialmente las utilizadas para tratar la depresión. Esto pasa porque este tipo de drogas activan un neurotransmisor (serotonina) que hace que haya una inhibición en tu deseo sexual. Este tipo de medicamentos también se utilizan para curar el insomnio y la eyaculación precoz.
Las drogas en general (para el dolor como narcóticos y hasta las ilegales como la cocaína) pueden también afectar tu interés sexual. Las drogas que afectan las hormonas, como las hechas para la pérdida de pelo, también pueden afectar la libido de los hombres.
  • 7. Problemas de pareja o problemas en la cama
  1. Si hay problemas de comunicación, hubo un engaño o cualquier evento que haya podido afectar la parte sicológica de la relación esto se ve directamente reflejado en las ganas.
     
  2. Si no se está contento con lo que pasa en la cama, seguramente va a bajar el interés de una de las dos partes. Si no hay placer, seguramente no hay ganas. En un hombre por ejemplo si sufre de impotencia o de eyaculación precoz, es posible que se avergüence y con el tiempo vaya perdiendo el deseo.
  • 8. Dolores crónicos
Aquello del ‘No quiero, me duele la cabeza’ no es tan descabellado como muchos creen. Aún si sientes ganas pero tienes un dolor insoportable, el deseo no es el mismo y el dolor terminará siendo una gran distracción.
  • 9. Estrés y cambios drásticos
     
Tener un hijo, perder el trabajo, estar bajo mucho estrés y otros grandes eventos en la vida pueden afectar el deseo sexual. Además de que posiblemente sufras de los anteriores problemas (falta de sueño, ganar peso, empieces a fumar, etc…) y esto se sume a la disminución de la libido.
Con información de The Huffington Post,  WebMD y The Journal of Sexual Medicine.
 

sus zonas más calientes

Descubre sus zonas más calientes

Las mujeres tienen infinidad de zonas erógenas, solo hace falta saber estimularlas. Presta atención a esta guía si quieres desenmascarar todos sus puntos calientes.

Esté en una actitud traviesa o más tranquila, es importante saber dónde estimular a una mujer. Con la animación que te presentamos, descubrirás dónde y cómo tocarla para que acabe muy satisfecha. Presta atención al ‘Excitómetro’ para distinguir  los puntos más calientes del cuerpo femenino. Y si no tienes ganas de rastrear durante mucho tiempo, haz ‘click’ en el botón ‘perezoso’ y te revelaremos de golpe todos los secretos que depara la figura femenina. ¡Haz 'click' en la fotografía y buena suerte!

9 remedios para la vida sexual en pareja

9 remedios para la vida sexual en pareja

¿Cuál es la mejor receta para poner fin a una vida sexual mediocre?

Mejora vuestro sexo haciendo más actividades juntos

1. Practicad ejercicio juntos

Investigadores de la Universidad de Texas han averiguado que el ejercicio vigoroso activa el sistema nervioso simpático de las mujeres, que se activa también durante la excitación sexual. Así que, tanto su cuerpo como su cerebro tienen ganas.

2. Utilizad un vibrador

En un estudio de 2009, la doctora y máster en Salud Pública Debby Herbenick averiguó que los vibradores están relacionados con funciones sexuales positivas tales como el deseo y la facilidad para alcanzar el orgasmo.

3. Utilizad lubricantes

Un estudio de la Universidad de Indiana de 2011 relacionó el uso de lubricantes con relaciones sexuales más placenteras y reconfortantes.

4. Técnica de alineación coital

Esta postura –el hombre se mueve hacia delante para presionar la base de su pene contra el clítoris (parecida al misionero)– puede hacer que ella llegue al orgasmo más fácilmente.

5. ‘Mindfulness’

Las mujeres suelen distraerse más que los hombres durante las relaciones sexuales. Una investigación canadiense concluyó que si las mujeres se concentran en las visiones, sonidos y sentimientos del sexo, su deseo sexual y excitación aumentan.
 Etiquetas: Sexo, pareja
No la presiones para tener sexo con besos y abrazos

6. Abrazaos, besaos, tocaos...

Pero dejad el sexo a un lado. Según una investigación del Kinsey Institute, las mujeres suelen pensar que besarse implica que el hombre está buscando sexo. El hecho de librarse de esa presión hará que los hombres consigan una relación mucho más satisfactoria.

7. Haced algo nuevo juntos

Un estudio de la SUNY-Stony Brook ha concluido que las novedades despiertan hormonas en el cerebro similares a las que se liberan cuando te enamoras.

8. Haced las tareas domésticas juntos

Las mujeres soportan la carga de las tareas domésticas. Y en un estudio tras otro, ellas han dicho que encuentran muy excitante que su pareja arrime el hombro.

9. Multitareas en la cama

Un estudio de ámbito nacional realizado por la Universidad de Indiana averiguó que incorporar cuatro o cinco prácticas sexuales en cada sesión era un vaticinador de orgasmo muy fiable.

Vuélvete una experta

Por: Redacción ALOmujeres

Vuélvete una experta para conquistarlo

No cabe duda de que a todas nosotras nos gusta sentir que acaparamos la atención de más de un hombre ¿Pero cómo lograr conquistar y mantener al indicado?

Conquístalo sin miedo
¡Sorpréndelo de vez en cuando con un regalo, una comida o una cita que nunca olvidará!
Foto: Thinkstock
Por supuesto que hemos coqueteado en más de una fecha especial, llámese matrimonio, grado, cumpleaños y sí, suena hasta feo, pero en los funerales también.
 
Llamar la atención de alguien que nos gusta no tiene que implicar  ser toda una “bombshell” para que el hombre en cuestión se fije en nosotras y mucho menos hacer cosas que nos hagan quedar en ridículo. La regla más importante para iniciar todo este proceso de conquista es muy fácil: ¡Se tú misma!
 
No existe nada más perturbador para un hombre que la falsedad y prepotencia en una mujer. Si crees que en la primera cita hablar de lo maravillosa que eres todo el tiempo  te va a acercar mas a él, ¡estas equivocada! Lo  único que vas a lograr es alejarlo a pasos agigantados.
 
Habla de ti, claro, pero también pregúntale por sus cosas, ¿qué le gusta hacer, cuál es su comida favorita, a qué se dedica? Pero ni se te ocurra y menos si estan empezando a salir, tocarle temas tipo ex, matrimonio,  familia... eso lo sacará corriendo.
 
Vuélvete amiga de sus amigos pero no abuses demasiado. No te creas íntima de ellos al día o semana de conocerlos y mucho menos se te ocurra hablar de las cosas que no te gustan de tu hombre en frente de sus amigos. Recuerda siempre son SUS amigos, no los tuyos.
 
En lo posible trata de estar siempre linda y arreglada. No pierdas la costumbre de verte bien para él simplemente porque el tiempo ya pasó y ya cayó bajo tus redes. Ahora, ni se te ocurra cometer el grave error de ser una intensa y celosa compulsiva, ve alistando el pañuelo, porque lo vas a perder. Es necesario saber controlar los celos en una relación y más aun si están comenzando a salir. Déjalo salir con sus amigos así como tú también lo harás con las tuyas, porque así lo debes hacer. Nunca olvides que antes de ser la novia,eres una persona independiente,al igual que él.
 
Si permites que la relación se convierta en el centro de tu vida, muy seguramente eso no terminará bien. Aunque se siente lo mejor tener una persona a tu lado y compartir con él muchas cosas, no te acostumbres a estar las 24 horas del día los 7 días de la semana en su compañia. La independencia es una de las características que hace que las relaciones de hoy en día fluyan, que las personas implicadas tengan sueños que compartan con su pareja es una satisfacción innegable.
 
Mujeres, por favor recuerden, el proceso de conquista es una labor diaria, nunca pierdan esa esencia y carisma de las primeras citas para que de esta forma le recuerdes a diario las razones que lo hicieron enamorarse de ti.
 

Posturas sexuales para desaparecer los complejos de tu cuerpo

Por: Redacción ALOmujeres

Posturas sexuales para desaparecer los complejos de tu cuerpo

Si tienes partes de tu cuerpo que sientes que a la hora de tener sexo no te favorecen en nada, esto ya no es una excusa. Desnúdate sin miedo y dejalo a él sin palabras.

Posturas sexuales
Sácale el mayor provecho a tu cuerpo en la cama.
Foto: Thinkstock
Si a la hora de tener relaciones sexuales te incomoda que tu chico te vea desnuda con la luz prendida o prefieres hacerlo debajo de las cobijas porque te da pena hacerlo a ‘a flor de piel’, piensa que esos miedos lo único que harán es que no disfrutes el momento en un cien porciento.
No somos perfectas ni todas tenemos cuerpo de modelo, esa debe ser la premisa. Cuando viene la hora de tener sexo se trata de disfrutarlo al máximo y de pasar un rato placentero con el chico con el que estés.
De la pena a ser una experta en el lenguaje corporal
  • ¿Sientes que tienes una cola que no te favorece mucho pero al contrario si tienes unos senos bien puestos en su lugar? ponlo en la cama boca arriba y siéntate encima de él. De esta forma harás que se destaquen tu abdomen y especiamentel tus senos. Lograrás que tu chico no te quite las manos ni la mirada de tus senos y tu cola estará escondida porque la tendrás encima del abdomen de él.
  • Si tienes celulitis o estrías y no quieres que tu chico te las vea de entrada, recuéstate boca arriba sobre la cama, apóyate con los codos y cruza las piernas dejándolas estiradas. De esta forma lo primero que vas a resaltar son tus hombros, tus senos y lograrás que él se  ponga encima tuyo para que la pasión fluya.
  • Si lo que quieres es esconder pecho y abdomen, has que tu chico te abrace en posición cucharita, de esta forma él podrá apreciar y consentir tu espalda, tus hombros y tus curvas.
  • De pronto tienes un poco de barriga y quieres que a la hora de que él te vea desnuda ni se de cuenta. Entonces haz que se siente ya sea encima de una silla, de la cama o hasta en el comedor y ponte encima de él inclinándote hacia atrás. Haz que te sujete de la cintura para que te puedas inclinar lo más que puedas, de esta forma darás una apariencia de vientre plano. Si tienes los senos un poco caídos esta postura también te favorecerá.
  • Si tu fuerte es tu espalda y hombros, haz que tu chico se siente boca arriba apoyándose con las manos y con las piernas estiradas. Tu te le sientas encima pero mostrándole la espalda y si te puedes inclinar un poco hacia adelante mejor. De esta forma tu espalda será protagonista y evitaras que te vea el abdomen y pecho si lo prefieres.
  • Esta es la mejor postura de todas, porque es la que esconde cola, abdomen y disimula la celulitis. Siéntate en un lugar donde quedes más alta que tu chico, puede ser en el comedor, el mesón de la cocina o escritorio. Rodéalo con las piernas y pega tu abdomen al de él, de esta forma tu cola y pecho no quedarán expuestos y harás que tus piernas se vean más largas y esbeltas. Si te pones tacones mucho mejor.

miércoles, 20 de junio de 2012

Sensibilidad en las relaciones sexuales

Sensibilidad en las relaciones sexuales

"¿Es normal que estando manteniendo relaciones sexuales no sienta nada teniendo en cuenta que siento perfectamente el tamaño del pene dentro de mi?" A.V.
Miren Larrazábal, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología - 09-03-2010
relaciones sexuales
Compartir nuestra sexualidad con otra persona, sea hombre o mujer, implica complicidad y reciprocidad con nuestro amante en el juego de dar y recibir placer. Por otra parte, es importante que nuestras relaciones sexuales sean lúdicas y no se conviertan en una serie de ejercicios y tablas gimnásticas encaminadas a obtener nuestros orgasmos. El objetivo de las relaciones sexuales no es el orgasmo, no hay que obsesionarse con ello. Los seres humanos también en nuestra sexualidad buscamos contacto, intimidad, ternura y comunicación.
Lo importante es cómo nos sentimos en la intimidad sexual con nuestra pareja, ¿nos gusta el tipo de sexualidad que mantenemos?, ¿hablamos de lo que nos gusta sexualmente con nuestra pareja?...
La vagina es un conducto muscular que mide entre 7 y 12 cms, pero que es capaz de alargarse y ensancharse tanto para albergar diferentes tamaños de pene, como para dar paso a un bebé en el momento del parto. Sin embargo, la vagina no es tan sensible al placer como el clítoris. Para empezar, nuestra sensibilidad vaginal no es homogénea. La apertura exterior de la vagina (introito), y el área vaginal más cercana a la entrada son las zonas más sensibles a la estimulación. Si dividimos la longitud de nuestra vagina en tres partes, el primer tercio más cercano a la entrada es la más excitable. Esto es debido a que en estas zonas se encuentran las raíces y bulbos clitoridianos y tiene numerosas terminaciones nerviosas, incluida toda la zona llamada punto G.

Esto explica por qué en cuestiones de placer no es tan importante la dimensión del pene, sobre todo la longitud, en la penetración vaginal. En lo referente al tamaño del pene, parece que las mujeres relacionamos más nuestro placer vaginal con penes gruesos que rocen nuestras paredes vaginales cercanas a la entrada vaginal, que con penes grandes que lleguen hasta el fondo de nuestra vagina y alcancen el cuello uterino.
En la penetración vaginal, los penes demasiado largos pueden ser motivo más de molestia que de placer. En ocasiones, las embestidas profundas durante el coito nos presionan los tejidos internos y nos pueden producir dolor. Por tanto, ni penes demasiado largos ni penetraciones muy profundas son necesarias para que las mujeres gocemos.

Teniendo en cuenta esta información que te doy, creo que puedes plantearte algunos cambios en la penetración para que sea mucho más placentera. Tal como me consultas, parece que no sientes nada en la penetración y esto es algo que puedes mejorar con la ayuda de algunos ejercicios que fortalecerán tu musculatura pélvica y con posturas que durante el coito favorezcan la estimulación de tu clítoris.
En primer lugar, puedes aprender a sensibilizar más tu vagina.
Es importante que fortalezcas tu musculatura pubococcígea (PC), que es la que rodea la parte inferior de nuestra uretra, vagina y recto. Todo éste conjunto de músculos, junto con otros, son los que se contraen cuando alcanzamos el orgasmo. En un principio, trata de localizarlos mientras orinas: corta el flujo de orina varias veces. Los músculos PC son los que comprimes cuando cortas tu micción. También puedes introducir un dedo en tu vagina e intentar apretarlo, es otra forma de localizar tus músculos pubococcígeos (PC). Una vez que los hayas localizado puedes empezar a ejercitarlos de forma sencilla realizando dos tipos de ejercicios que han de combinarse.
El primero consiste en contraer y relajar rápidamente la musculatura de 10 a 15 veces. Puedes hacer este ejercicio tres veces al día: mañana, tarde y noche. Cuando ya controles este primer ejercicio ejercita este otro: tensa tus músculos PC y cuenta hasta tres, después relájalos otros tres segundos. Hazlo 10 o 15 veces tres veces al día. Estos dos ejercicios puedes combinarlos; un día haces el primer ejercicio y otro día pruebas con el segundo. Lo importante es que ejercites todos los días tu musculatura PC. Observarás en un tiempo cómo tu vagina gana en sensibilidad, controlarás mucho más tus paredes vaginales en la penetración y podrás sujetar y presionar el pene en el coito.
Por otro lado, si tenemos en cuenta que la zona más sensible de nuestra vagina es el primer tercio exterior intenta que el pene de tu amante estimule más esa zona. Él puede penetrarte superficialmente, apenas la entrada de la vagina. Que pruebe a realizar empujes muy cortos y rápidos. También puede penetrarte realizando movimientos circulares, puede ayudarse con la mano para que el pene describa círculos dentro de tu vagina y estimule la entrada vaginal.
Por último, no olvidéis que los dos tenéis manos y que estimular el clítoris durante la penetración es la forma más directa que tienes de alcanzar tu clímax. ¡Mucha suerte!

Esta noche no hay excusas

Esta noche no hay excusas

Ella no tiene ganas. Tú, para variar, sí. ¿Posiciones irreconciliables? De eso nada. Si encuentras el problema, nosotros te ofrecemos la solución. Se acabaron las excusas.

1. Está preocupada

La razón
Ya sabes que la cabeza es el principal órgano sexual de la mujer. Si ella lo tiene ocupado con un montón de preocupaciones, no le queda espacio para nada más. Recientemente, el psicólogo estadounidense Brent Bost acuñó el término "síndrome de la mujer apurada" para describir a una generación que hace malabares entre el trabajo, la pareja, la vida social y la familia. "Si ella está muy estresada, difícilmente podrá pensar en otra cosa. De hecho, la sugerencia de mantener relaciones sexuales le parecerá una tarea más y se sentirá agobiada", descifra la sexóloga Verónica Vargas.
Haz que cambie de idea
"Muchas mujeres organizan su trabajo o delimitan sus problemas cuando los verbalizan. Es uno de los motivos por los que las mujeres hablamos más que los hombres. No esperamos que nos den la solución mágica, es como si pensáramos en voz alta", explica Vargas. Consigue que tu chica tenga ese monólogo que pone las cosas en su sitio. Interesarte por sus problemas, además, te hará ganar puntos. Justo cuando haya acabado, dile: "Ahora que ya lo tienes todo claro, te hace falta relajarte un poco". Es el momento de mostrar tus habilidades como masajista. Y ya tienes la puerta abierta.

2. Demasiado vino

La razón
Reconozcámoslo: casi todos alguna vez hemos invitado a una chica a unas copas para ver si así se "soltaba". En un principio, es posible que el alcohol derrumbe ciertas barreras pero, a largo plazo, es mala idea. Si quieres pasar una noche de pasión con tu pareja, que no beba demasiado. El alcohol deshidrata, lo que disminuye la producción de fluidos vaginales y hace que las relaciones sean más incómodas y menos placenteras.
Haz que cambie de idea
Apuesta por una cena afrodisíaca. Las gambas, el sésamo, el pescado y el aguacate despiertan el apetito sexual (contienen fenilalanina). Y no te olvides de acompañar los postres con un café. Un reciente estudio publicado en The Pharmacology, Biochemistry and Behaviour Journal demuestra que la cafeína aumenta la libido femenina.

3. El efecto axe

La razón
Una encuesta llevada a cabo por la revista norteamericana That?s Life reveló que las mujeres perdonan antes que a su pareja se le escape el nombre de su ex en pleno acto que una higiene descuidada.
Haz que cambie de idea
Tampoco hace falta que te pases. A ella le bastará con que te duches a diario, te afeites de vez en cuando y te cortes las uñas cada semana. Si quieres darle una sorpresa, depílate ahí abajo.

4. Se aburre

La razón
"Las parejas que llevan cierto tiempo juntos, ya saben cómo satisfacerse. Esto hace que a veces vayan a lo seguro y dejen de innovar", explica el terapeuta sexual Mauricio Soler. Así que es posible que tengas la fórmula perfecta para que ella tenga un orgasmo, pero eso no significa que la relación sexual sea digna de ser recordada. "Si una relación sexual es como la masturbación, ¿para qué perder tiempo haciendo algo que puedes conseguir en solitario?", se pregunta Soler. El citado especialista asegura que "cuando el sexo es imprevisible, siempre tienes ganas . Cuando es más de lo mismo, terminas por aburrirlo".
Haz que cambie de idea
A las mujeres les gusta la ternura, pero también la pasión. "Los juegos preliminares son indispensables, pero si éstos resultan demasiado relajantes, es posible que ella los interprete como una muestra de ternura y le cueste más ponerse a tono. De vez en cuando, le excitará ver la pasión que le provocas: sujétale las manos, muérdele un poco el labio o abrázala con fuerza para que vea hacia dónde van tus intenciones", aconseja Soler.


5. Adicta al televisión

La razón
Paris Hilton admitió recientemente que prefería ver la televisión al sexo... Y no es la única. Dicen que la caja tonta es la causa de que haya descendido la natalidad. Si prefiere ver Gran Hermano antes que estar contigo, estás perdiendo la batalla. Pero no seas injusto: piensa lo "romántico" que te pones tú cuando toca partido de Champions.
Haz que cambie de idea
Alquila una película de terror. Varias investigaciones constatan que el miedo despierta la atracción. "La gente se excita cuando está asustada", confirma la sexóloga Tracey Cox. "El miedo hace que el cuerpo recree esa sensación del comienzo de la relación cuando las hormonas del amor te salen por las orejas". Si no soportas una noche con Freddy Krueger, también valen las montañas rusas.

6. Está cargada de complejos

La razón
Un estudio de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) reveló que las mujeres son diez veces más propensas a no sentirse a gusto con su imagen que los hombres. Si ella no para de mirar a otras chicas y compararse negativamente, tienes muy pocas opciones de verla desnuda a menudo.
Haz que cambie de idea
Aumenta su confianza haciendo comentarios positivos, sin mencionar directamente el sexo. "Los piropos tienen que ser concretos, no vale utilizar lo mismo para todas, porque lo notamos. Le gustará que le digas que algo le sienta muy bien. Un tiro seguro es decirle que un amigo te ha comentado que eres un tío con suerte, porque está buenísima", asesora Vargas.

7. Te crees una estrella del porno

La razón
Las oportunidades sexuales de los fontaneros no son el único mito perpetuado por las pelis para adultos. Un estudio llevado a cabo por los fabricantes de Zestra, un lubricante femenino, reveló que el 18% de las mujeres jóvenes fingen el orgasmo; pero, por culpa del porno, nosotros pensamos que unos cuantos caderazos rápidos bastan para conseguir que ella alcance el éxtasis.
Haz que cambie de idea
"Esos empujones urgentes imitan el movimiento masturbatorio de la mano de un hombre: no son lo que quiere una mujer", afirma Soler. "No estimulan los primeros centímetros de la vagina, que son los más sensibles sexualmente". La próxima vez, practica un movimiento circular de rosca lentamente, concentrando la presión en las paredes de la vagina, en lugar de intentar empujar hasta el fondo. Y hazla rabiar presionando en la entrada sin llegar a la penetración.

Sincronía sexual, ¿cuestión de práctica?

Sincronía sexual, ¿cuestión de práctica?

¿Nunca has llegado a la vez con tu pareja? Para algunos es un mito, para otros, una meta. Para algunas parejas es fácil, para otras, imposible. Teniendo claro que tu placer no debe depender de ello, puede ser divertido intentarlo. Te damos algunas claves para conseguirlo.
1 puntos 2 puntos 3 puntos 4 puntos 5 puntos 4 votos
Votar  
Tuenti Menéalo
Terra Mujer
En las películas las escenas de amor siempre parecen mostrar alucinantes orgasmos simultáneos. Pero en la realidad no es tan sencillo, depende de muchos factores y de una gran compenetración en la pareja que muchos incluso practican para conseguir.

Sin obsesionarte con ello ni esperar fuegos artificiales, puedes intentarlo poniendo en práctica los consejos que te damos. Pero, sobre todo, teniendo claro que lo mejor de un encuentro sexual no tiene por qué ser el orgasmo.

Del mito a la realidad

La mayoría de los sexólogos opina que, dentro de una sexualidad plena, el orgasmo simultáneo es un mito. Sin embargo, algunas parejas se empeñan en conseguirlo como símbolo de mayor unión y placer mutuo.

Por nuestra peculiar sexualidad, nosotras lo tenemos más fácil, ya que podemos tener varios orgasmos e incluso simultáneos, por lo que si él no llega contigo la primera vez, aún tiene más oportunidades. De hecho, seguramente te resultará mucho más satisfactorio y placentero practicar para conseguir varios orgasmos que tener uno simultáneo. Y para ello debe ayudarte tu pareja intentando mantener la erección o bien desarrollando técnicas manuales u orales.

Que él se relaje

El estrés, los nervios por quedar bien y la presión por no dar la talla son los peores enemigos de la erección. Si eres tú la que se empeña en conseguir el orgasmo simultáneo, relájate o él nunca llegará. Sobre todo si ya ha sufrido algún problema de erección o suele eyacular rápido.

Tomaros todo el tiempo del mundo, sin esperar siquiera llegar al orgasmo, será la mejor clave para conseguirlo. ¿Cómo hacer que sea a la vez? Practicando mucho para conoceros bien y saber qué es lo que le acelera o provoca el orgasmo del otro, así podréis retrasar estos estímulos e irlos sintiendo a la vez.

Si uno de los dos suele aguantar más que el otro, es el que debe recibir más estimulación para estar preparado cuando su partenaire esté a punto de llegar al orgasmo. Tener una buena comunicación en la cama es la base para que tu pareja sepa en qué momento estás, para que pueda parar un poco o intensificar las caricias.

No lo forcéis

Como decíamos antes, obsesionaros por conseguir un orgasmo conjunto seguramente hará que no lo tengáis. Será la compenetración en la cama, el conocimiento del otro y la forma de llevarle al orgasmo lo que os ayudará a conseguirlo.

Que uno se aguante y el otro intente acelerar su orgasmo no es una buena táctica si además os produce estrés y hace que alguno de los dos lo pierda. El orgasmo simultáneo debe venir de una situación de disfrute mutuo, relajación y comunicación.

Lo más fácil es que primero consigas tener más de un orgasmo para así duplicar las posibilidades de llegar juntos. Y si su erección no es suficiente, podéis utilizar algún juguete sexual, por ejemplo, un vibrador.

La masturbación también puede ser un paso previo al orgasmo simultáneo con penetración. Masturbaros el uno al otro o cada uno a sí mismo puede ser no sólo muy excitante sino una forma de conseguir ese anhelado orgasmo a la vez.
El deseo
Para conseguir un orgasmo simultáneo vuestro deseo también debe estar sincronizado. No te empeñes en conseguirlo si él está pasando por una época de estrés o tiene la libido baja. Lo único que conseguirás es que se sienta presionado y pierda la erección. El mejor momento para intentarlo pueden ser unas vacaciones, una escapada de fin de semana o una de esas noches en las que ambos tenéis ganas de alargar el sexo.

Algunas estrategias

Los preliminares y la postura son una parte importante del orgasmo simultáneo, ya que deben favorecer al que más tarda en conseguirlo. Colocarte tú encima suele ser más estimulante para él, pero no lo hagas si eso le hace eyacular más rápido que tú.

Por otra parte, ambos debéis ser activos en la relación, no esperes que él lo haga todo. Una forma de conseguir la sincronía puede ser que él se concentre en su erección y tú te ayudes estimulando el clítoris con la mano.

Hablar también suele ser una buena herramienta, ya que podéis ir diciendo en voz alta cómo va aumentando vuestra excitación y animando al otro. No te olvides de que el cerebro es el principal órganos sexual y las palabras pueden tener un gran poder erótico. Los gemidos también te ayudarán a aumentar su excitación si tú ya estás cerca y a él le falta un poco más.

También es importante elegir el momento del día o incluso de la semana en que ambos estáis más relajados y predispuestos al sexo. La mañana puede ser buena para él pero a lo mejor no tanto para ti y no es el momento de intentar imposibles.

Ideas originales para una cita de pareja diferente

Ideas originales para una cita de pareja diferente

¿Quieres conocer hombres pero no tienes ningunas ganas de salir por la noche o soportar aburridas cenas románticas? ¿Te gustaría conocer gente sana, normal y sin artificios? Aquí tienes algunas ideas para una primera cita o para sorprender a tu pareja con un plan diferente.
1 puntos 2 puntos 3 puntos 4 puntos 5 puntos 1 votos
Votar  
Tuenti Menéalo
Terra Mujer / Amalia Panea
A cierta edad o después de muchas malas citas la noche puede dar pereza, por no hablar de las citas a ciegas o primeras citas con descocidos a través de internet o conocidos con los que no estás segura de tener feelling.

Las citas que te proponemos serán a la luz el día o en escenarios muy diferentes a bares o restaurantes, para que puedas conocer a tus candidatos sin la confusión que a veces crean la noche o el alcohol, así sabrás si de verdad están interesados en ti o comparten tus gustos y aficiones.

¿Entrenamos juntos?

Otro plan estupendo para hacer de día y “sin trampa ni cartón” para conoceros sin artificios ni máscaras. Una idea perfecta si te ha comentado que le gusta entrenar en el gym o practica algún deporte y para ti es fundamental estar con alguien sano y deportista. Puedes invitarle a tu gimnasio, pedirle que te invite él al suyo, retarle a un partido de pádel, salir a correr juntos o a montar en bici… Si la cita ha resultado divertida, puede dar lugar a una comida o una cena informal después. Si te ha resultado un aburrimiento, dile que tienes un plan familiar ineludible después. Dress code. Que no se trate de una cita formal no quiere decir que no puedas ir sexy vestida de deporte…

Temporada de conciertos

Rock in Río, Sónar, Benicassim, San Sebastián… el verano es la época por excelencia de los festivales al aire libre, el plan perfecto para ir con amigos, en pareja o para tener una cita diferente. Si tú eres una fan de los conciertos será una buena forma de descubrir si él también lo es y si su cultura musical se parece a la tuya. Little dress, botas, sombrero, gafas de sol… tu outfit puede ser informal pero sexy y tendrás la ocasión de descubrir si te gusta su forma de vestir, un detalle que también te dirá mucho de él. Electrónica, dance, jazz… la música también puede marcar el tono de tu cita: divertida, romántica, un poco loca…

Desayuno para dos

Un plan perfecto si estás harta de salir por la noche y quieres conocer a tus pretendientes en un ambiente más relajado e informal. Os veréis cara a cara, hablaréis sin un par de copas de por medio y obtendrás información mucho más real, incluso sobre su aspecto a la luz del día. Ventajas. Si decides que tras compartir un café no te convence, aún tendrás todo el día por delante y no habrás tenido que trasnochar por alguien que no merecía la pena. Ventajas. Además de las que ya te hemos dicho, si hay química, ¡podéis pasar juntos todo el día! Dónde. Cualquier local de la cadena Le Pain QuotidienTerra es perfecto para una cita, ya que el ambiente es acogedor y la carta de desayunos muy apetecible. Además, tienen terraza. lepainquotidien.es

¿Nos damos un spa?

Disfrutar de un masaje es un placer que a todos nos encanta pero que pocas veces nos regalamos, así que seguro que le gustará la idea de compartir una tarde de relax en un spa o un centro de masajes. Si no es vuestra primera cita y estáis empezando algo, daros un masaje en pareja será súper sensual, como los de Fusiom. Pero no es un plan que te recomendamos si aún no os conocéis demasiado; mucho mejor un circuito spa, que os invitará a compartir confidencias y a estar más relajados y tranquilos si luego decidís comer o cenar juntos. Los Baños Árabes son perfectos para organizar una cita así (hammamalandalus.com).

Curso de cocina

Si ya habéis quedado alguna vez o habéis hablado por mail y a ambos os gusta la cocina, un plan muy divertido para romper el hielo y conoceros puede ser hacer juntos un curso de cocina. Así no tendrás que arriesgarte a padecer una mala cita si le llevas a tu casa y además habrás aprendido algo. Si después del curso no te gusta, cada uno a su casa; y si ha habido chispa, podéis quedar para practicar lo aprendido en la casa de uno de los dos. Si ya tienes pareja, también puede ser una buena idea para hacer juntos algo diferente. Nuestra sugerencia. Hacer un curso de sushi o cocina peruana, de moda en todo el mundo. Dónde. La Kitchen, en Madrid es un precioso espacio en el barrio de moda de la capital. Si quieres proponerle algo más sugerente, puede ser perfecto un curso de cócteles o gyn tonics, también en La Kitchen.

¿Cita online?

Si estás pensando apuntarte a un web de encuentros pero te agobia la idea de quedar con un desconocido a solas, ¡queda con seis! En Mesaparaseis.com organizan cenas en Barcelona para tres solteros y tres solteras con intereses, estilo de vida y aficiones comunes para que se conozcan sin la presión de una cita en pareja. Será mucho más fácil romper el hilo e iniciar conversaciones. Y si ninguno de los hombres te gusta, siempre puedes hacer alguna amiga. Otra de las ventajas de este plan es que conocerá s la vez a tres posibles candidatos y a cinco personas nuevas.

¿Damos un paseo?

La idea más sencilla puede ser también la más romántica. Si te gusta pasear y tienes cerca algún parque o una playa donde suelas a hacerlo, invítale a acompañarte. Es un plan que invita a la conversación, que evita la tensión de estar sentados cara a cara para cenar, que puede alargarse con un refresco, un café o un cine si ambos estáis a gusto. Idea estrella. Puedes proponerle hacer un picnic en el que ambos tendréis que llevar algo de comer y beber. Tú te encargarás de la cesta, los platos y el mantel, que puede ser un pareo grande. Un plan perfecto para compartir juntos una comida informal al aire libre.

Mentiras que le harán feliz

Mentiras que le harán feliz

Una mentirijilla piadosa o inocente puede salvarte de más de un apuro con tu pareja, subir su autoestima y evitar muchas situaciones incómodas. Te contamos las mentiras más habituales que las mujeres suelen decir en pareja, tú decides si quieres utilizarlas.
1 puntos 2 puntos 3 puntos 4 puntos 5 puntos 8 votos
Votar  
Tuenti Menéalo
Terra Mujer
Fingir un orgasmo no es lo ideal, pero a veces puede quitarte de encima a un amante horrible o salvar la autoestima de tu pareja. Decirle la verdad sobre el tamaño de su pene también puede ser demasiado para él, sobre todo si quieres darle una oportunidad.

¿Te has gastado demasiado en ropa o zapatos? ¿Le has dado un golpecillo al coche? Aquí tienes un pequeño catálogo de mentiras que te harán más fácil la vida en pareja dentro y fuera de la cama.

Adiós erección

Este es el momento más temido por cualquier hombre, sobre todo si es la primera vez contigo y le gustas mucho. De ti depende hundirle en la miseria o hacer que se relaje, se lo tome con humor y consiga “remontar”. Él sabe perfectamente que no ha estado a la altura, así que agradecerá mucho una mentira piadosa o al menos una reacción cariñosa por tu parte, además de algo de ayuda. Aunque después su actuación sexual no haya sido espectacular, otra pequeña mentira le ayudará a sentirse mejor y ganar confianza para la próxima vez.

Su tamaño

Si el gatillazo es un momento de gran tensión para ellos, el tamaño de su pene puede bloquearles completamente en la cama. Si quieres tener un amante entregado independientemente de su talla, cállate o miéntele si te pregunta. No hace falta que exageres, pero decirle algo así como que “es perfecta para mí” le hará el hombre más feliz del mundo. Otra cuestión es si realmente no logra satisfacerte sexualmente, en cuyo caso más que decirle la verdad, te recomendamos buscarte otro amante.

Mmmmmh¡

¿Quién no ha fingido alguna vez un orgasmo? No te recomendamos tomarlo por costumbre, pero cuando tu amante se bloquea con el sexo y piensa que no está a la altura, puede ayudarle a aumentar su autoestima y a reducir sus nervios. Cuando te topas con un mal amante, también puede ser la menor forma de quitártelo de encima lo antes posible. Pero cuidado, no te acostumbres demasiado a fingir, si tu pareja nunca te hace disfrutar, debes decírselo con el mayor tacto posible.

Tú eres el único

Y el más guapo, y el más atractivo, y el más fuerte… No hace falta que el digas a tu chico cómo se te van los ojos detrás de un buen cuerpo, cuando ves a Brad Pitt en el cine o mirando los músculos de los modelos de las revistas. No es tonto, él sabe que te fijas en otros hombres, pero no hace falta que se lo digas. Y no se te ocurra nunca comentarle lo estupendo que está alguno de sus amigos, no podrá perdonártelo.

¡Qué bonito!

Aunque no te guste nada el regalo que te ha hecho, que se haya tomado la molestia de comprártelo quiere decir que ha pensado en ti y quiere complacerte. No eches por tierra sus buenas intenciones diciéndole que es horrible. Póntelo y más adelante insinúale cuáles son tus gustos, o párate delante de un escaparate para decirle cuánto te gusta lo que ves… seguro que acertará con el próximo regalo.

Qué bien me caen

Aunque no aguantes a sus amigos, no te tires piedras sobre tu propio tejado o acabarás teniendo un conflicto de pareja serio. Intenta tolerarlos y, si no puedes, sé generosa y dile que disfrute de planes de chicos con ellos. Así tú podrás aprovechar para quedar con tus amigas o quedarte tranquilamente en casa con la tele, el mando y el sofá para ti. Además, quedarás como una novia tolerante y liberal, y tendrá muchas más ganas de estar contigo.

Lo tenía en el armario…

No hace falta que tu chico sepa cuántos modelitos, bolsos o zapatos te compras si no quieres tener una desagradable discusión sobre la economía familiar. Es una información que necesita digerir poco a poco, así que cuando te vayas de compras procura que no vea todas las bolsas que traes. Después, sé inteligente y ve estrenando las cosas poco a poco y diciéndole que eran cosas que tenías en el armario, o que te lo compraste el año pasado en rebajaqs y aún no lo habías estrenado.

¿Tus padres?

La familia es el tema más delicado en cualquier relación. Aunque sus padres no te caigan bien, no cometas el error de decírselo e intentar ponerlos en su contra. A la familia sólo la puede criticar uno mismo, y cuando más fácil se lo pongas en ese terreno, más fluida será vuestra relación. Si verles te supone una tortura, sé lista y dile que no tiene por qué asistir a tus compromisos familiares o que le excusarás cuando no le apetezca, así él tendrá que actuar igual contigo.

Eres el mejor

A los hombres les encanta que sus chicas les vean jugar al fútbol, al baloncesto, hacer surf o montar en moto. Y entre ellos son tan competitivos que destacar lo bien que lo ha hecho un amigo suyo u otro hombre podría ser una gran ofensa para él. Así miéntele, quítale méritos a los demás y dile que es el mejor, tendrás a un hombre feliz en casa y en la cama.

Es mi prima

Si ya le has presentado a algún ex novio y lo ha tolerado bien, tampoco hace falta que le cuentes que estás intercambiándote wpp con él, con otros ex o con un compañero de trabajo que te cae muy bien. Aunque sólo sean amigos, cúbrete las espaldas y no le des información extra, podría empezar a sospechar con o sin motivo. Tampoco hace falta que le cuentes todos los hombres que actualmente están interesados en ti, podrías despertar el fantasma de los celos y salir perjudicada.

Qué bueno estaba

¿Te quejas de que no hace lo suficiente en casa y por fin ha decidido ponerse manos a la obra? No le digas lo mal que ha hecho la cama o lo malo que estaba el plato que ha cocinado. Piensa en lo mal que sienta que te hagan comentarios poco agradables de tu comida cuando te has pasado varias horas en la cocina. Decirle que te ha gustado le animará a seguir esforzándose. Tampoco te pongas en plan profesora, deja que sea él quien te pregunte y te pida ayuda.

Qué bien me lo he pasado

¿Te ha sorprendido con una cena romántica, una escapada sorpresa o un plan inesperado que no te ha gustado demasiado? Sé agradecida, intenta disfrutarlo lo máximo posible y dile cuánto te ha gustado. Al menos se ha tomado la molestia de intentar sorprenderte y hacerte feliz. Estará encantado contigo y seguro que la próxima vez acertará.