viernes, 24 de mayo de 2013

Carta a los profetas de estos tiempos

Carta a los profetas de estos tiempos



profetaA vosotros hermanos, profetas de estos tiempos, a todos aquellos hombres y mujeres que alzando su voz levantan la palabra de Dios, a todos vosotros van dirigidas estas palabras.
En estos momentos en los que el hombre más que nunca se siente orgulloso de sus conquistas y de su poder sobre la vida, en donde parece incluso que domina la ciencia y el universo, a vosotros hermanos hombres y mujeres de Dios os rogaría que aunaseis esfuerzos para que el hombre pueda recuperar la conciencia de  su alma.
En estos tiempos de grandes cambios  cada vez hay mas hombres y mujeres que se preguntan sobre la verdadera naturaleza de Dios y desean recorrer el camino, como peregrinos, hacia el corazón del amor eterno.
Por estos hermanos que os necesitan, os pido hermanos míos que no desfallezcáis ante las dificultades y no os impacientéis cuando los resultados a vuestro entender sean escasos, rogaremos al Padre por vosotros ,para que os fortalezca en la adversidad y  para que siga actuando a través de cada uno de vosotros como canales de unión entre el cielo y la tierra, mostrándole al hombre la puerta de entrada a su propio despertar.
Rogaremos también para que siga enviando hombres y mujeres a través de los cuales y por la palabra divina manifestada  nos conduzcan al manantial eterno del Amor de Dios. Hermanos míos aunad vuestras fuerzas y emplearlas a fondo en la batalla del amor, cada uno en el lugar preciso que le tocó estar.
El amor no es un conjunto de ritos religiosos, ni una ley moral, ni una doctrina, el amor es Vida. Todo hombre bajo la cultura que sea y con diferencia de tribu ,lengua o  nación tiene derecho a su profeta porque todo hombre tiene derecho a la profecía, a la palabra de Dios. Y la palabra de Dios es atemporal, por lo tanto lo que profetizaron nuestros hermanos en la antigüedad es para toda la eternidad.
En este tiempo nos toca preparar el camino para la segunda venida de Cristo proclamando la palabra de Dios y su revelación donde pasado, presente y futuro se encuentran y nos demuestran claramente que Dios no está atado ni al espacio ni al tiempo. La humanidad ha de comprender que es una familia de hijos del mismo padre.
El hombre en unión a todos los hombres.. sus hermanos, de todos los tiempos y desde todos los lugares, formando con ellos el Todo. Solo alcanzaremos la plenitud cuando nos veamos unidos viviendo en el amor eterno en Cristo resucitado. Gracias hermanos de ahora y de todos los tiempos por ser, haber sido y seguir siendo canales encarnados irradiando la luz del espíritu.
Tomado de http://shekinahmerkaba.ning.com
                 http://angelesamor.org/canalizaciones/carta-a-los-profetas-de-estos-tiempos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario