lunes, 20 de mayo de 2013

COMENZAR LA SEMANA

COMENZAR LA SEMANA


Comenzar la semana se está convirtiendo en un rito. Las tardes noches del domingo son mortales. Uno trata de recomponerse a toda prisa para volver a la rutina y hasta los animales de compañía parecen notarlo.
         Empezar de nuevo, después de haber tenido la mente y el cuerpo en otros quehaceres parece que se trate de un castigo. Sin embargo, también podemos experimentar lo contrario, todo depende de lo que signifiquen las horas vacías de responsabilidades, broncas, horarios y decepciones. Y es que a veces, todo eso y más está dentro del hogar y lo que menos queremos es seguir en él como cubriendo un tiempo donde en muchas ocasiones, acompañados estamos solos.
         Para comenzar bien la semana solamente tenemos que colocar adecuadamente las herramientas mentales. Pensar que si vamos al trabajo, al menos lo tenemos, lo cual representa un lujo para muchas personas, hoy en día, en vez de un derecho.
         Por otra parte, salir de casa equivale a tener que relacionarnos con otras gentes, conocidas o no, y en ese ir y venir de relaciones podemos descubrir otras formas de pensar, ser y sentir que sin hacerlo manifiesto, nos ayuden a entender la vida o nos estimulen para continuarla.
         Lo mejor de todo, es comenzar con una sonrisa en el corazón porque vayamos al trabajo o no, seguimos viviendo y si aún estamos aquí seguramente es que debemos estar.
Tener una misión, aún no explícita, es lo que debe ayudarnos cada día para que los lunes puedan comenzar a llamarse de otra forma.

¡!FELIZ COMIENZO DE SEMANA
 FELIZ Lunes!!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario