miércoles, 29 de mayo de 2013

Ella es mayor que yo: los errores que no hay que cometer

Ella es mayor que yo: los errores que no hay que cometer
Has conocido a la mujer ideal y juntos partís hacia el amor perfecto. Único quid: ella es mayor que tú y esta situación no siempre es fácil de manejar. Aquí encontrarás los errores que no deben cometerse bajo ningún concepto.

Recordarlo permanentemente

A priori, tu amorcito sabe exactamente qué edad tiene, cierto, es más vieja que tú. Así que es inútil de recordarle permanentemente vuestra diferencia de edad. La situación probablemente no es simple para ella en su vida diaria, una mujer que sale con un hombre más joven debe hacer frente a miradas inquisidoras y demás opiniones mordaces. No añadas más. La has elegido, así que ámala tal como es.

“Ers gnial, m nkntas, m vuelvs lk”

Bueno, vale, tú eres joven, tú eres guapo, tú estás conectado, sin embargo es inútil forzar el lenguaje “d jvns”. Te arriesgas 1) a que no te comprenda, 2) a que se sienta realmente muy vieja, 3) a que se pregunte qué hace contigo… Resumiendo, haz frases correctas, con palabras completas, envía mensajes dignos de ese nombre. Te las arreglarás para… ¡crecer!

“¿No son un poco altos de cintura tus vaqueros?”

Si buscabas una niña con vaqueros de talle bajo y top ajustado, tendrías que ir a buscarla… delante de los institutos. Has elegido una mujer más mayor, una mujer en edad de ser madre (quizás más…), así que asume tu elección hasta el final y no le pidas cambiar por ti. Es humillante y degradante.

“Tiene 40 años, ¿verdad, cariño que tienes 40 años?”


Error fatal: hablar de su edad en público… En todo caso, es torpe: que estés orgulloso de pasearte del brazo de una “puma” o incómodo de presentar a tus amigos una mujer que podría ser tu madre (en cuyo caso los menos astutos llegarán incluso a mentir sobre la edad de su pareja), gritar su edad en público no es demasiado elegante.

Salivar delante de las niñatas de tu edad

Salivar delante de una mujer cuando se está con la pareja ya está poco recomendado… Pero salivar delante de una adolescente con minifalda y escote pronunciado cuando se está con una mujer que podría ser su madre… es degradante, insultante y humillante. ¡Así que, señores, un poco de compostura!

“¡Qué! ¿No conoces a Juan Magán?”

No, ella no conoce ni a Juan Magán ni Física o Química ni a Justin Bieber, pero apostaría a que ella también sabe un montón, cosas que tú ignoras… Así que, en lugar de mofarte (aunque sea “desde el cariño”) del “abismo generacional” que existe entre vosotros, en lugar de reírte por todas las cosas que ella no conoce, ¿por qué no se las descubres…? Apostamos a que ella también tiene un montón de cosas para enseñarte…

Las comparaciones odiosas


Piensas en preparar una tarde haciendo punto con tu tía, jugando al scrabble con tu madre o trabajando en el jardín con tu prima mayor: “como ellas tienen más o menos tu edad, pensé…”… Stop, stop, stop. Te recordamos que esta mujer comparte contigo tu vida íntima: quizás ella preferiría olvidar, al menos por un instante, que la edad de tu mamá…

http://es.meetic.yahoo.net/edito/index.php?mtcmk=019319&name=15/134/3854-ella-es-mayor-que-yo-los-errores-que-no-hay-que-cometer.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario