domingo, 26 de mayo de 2013

MENSAJE OASIS

OASIS nuevo Edición Diaria
Cuenta la historia que una pareja celebraba sus bodas de oro y estuvieron todo el día de fiesta.
Se divirtieron con sus familiares y amigos que acudieron a felicitarlos y acompañarlos.
Ya al final del día, cuando se quedaron solos, estaban fatigados y se sentaron al contemplar el atardecer.
En cierto momento el anciano se quedó mirando afectuosamente a su mujer y le dijo:
“Querida, estoy orgulloso de ti”.
¿Qué has dicho? Preguntó la anciana. Sabes que soy dura de oído, habla más alto.
Estoy orgulloso de ti. Me parece normal, dijo ella con un gesto despectivo. También yo estoy harta de ti.
Suena cruel, pero cada día deberíamos cuestionar nuestra habilidad para comunicarnos, escuchar y dialogar.
¿En realidad escuchas a los demás? ¿Vives de verdades o de meras suposiciones?
                http://www.oasisgonzalogallo.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario