jueves, 9 de mayo de 2013

Swaddling: una práctica común para arropar bebés es blanco de críticas

Texto: Lylah M. Alphonse, Editora Titular
Dos empleadas de una guardería en California fueron procesadas la semana pasada bajo cargos de maltrato infantil por haber envuelto a siete bebés en cobijas tan apretadas que los niños tenían problemas para respirar. Ahora, padres de todo el país se preguntan si podrían estarle haciendo daño a sus propios hijos al probar esta práctica ancestral para tranquilizar bebés.
La técnica de swaddling implica envolver a un bebé con una cobija ligera de forma ceñida al cuerpo, para imitar la sensación de estar adentro del vientre. / Foto: iStockphotoLa técnica de swaddling implica envolver a un bebé con una cobija ligera de forma ceñida al cuerpo, para imitar …
[Relacionado: Madres y trabajadoras: ¿Cómo lidiar con la culpa?]
Nazila Sharaf, de 35 años, y Lida Sharaf, de 33, enfrentan tres cargos por delito grave de maltrato infantil y negligencia y cuatro cargos por delito menor de maltrato infantil y negligencia. Los bebés a los que envolvieron en cobijas usando la técnica de swaddling tenían entre 7 meses y 1 año de edad –mucho mayores a la edad para la que se recomienda esta técnica. También ataron las cobijas con lo que la policía describió como “nudos apretados” en lugar de simplemente doblar y meter la tela alrededor de los niños, lo que hizo que fuera casi imposible que movieran sus brazos y piernas. Y en ocasiones lanzaban cobijas sobre los rostros de los pequeños después de que eran envueltos, lo que aumentaba el riesgo de asfixia, informó la policía.
Los servicios sociales descubrieron el swaddling inadecuado, junto con “múltiples infracciones regulatorias”, durante una visita no anunciada a la guardería Universal Preschool en Pleasanton, California. (El lugar ha sido cerrado). Doctores dijeron que ninguno de los niños mostraba señales de lesiones a causa del presunto abuso, y un abogado de las mujeres –ambas embarazadas y cada una con hijos mayores– afirma que sus clientas no tenían intención de lastimar a los bebés.
La técnica de swaddling implica envolver a un bebé con una cobija ligera de forma ceñida al cuerpo, para imitar la sensación de estar adentro del vientre. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría (AAP), cuando se hace correctamente, el swaddling puede ayudar a tranquilizar a los bebés y ayudarlos a dormir mejor.
El truco es que la cobija esté tirante pero no quede demasiado apretada, y hacerlo únicamente con bebés que son demasiado pequeños para intentar darse la vuelta ellos solos.
“Yo dejaría de usar el swaddling para cuando tienen 2 meses de edad, antes de que un bebé comience a intentar darse la vuelta intencionalmente”, dice la doctora Rachel Moon, presidenta del grupo de trabajo que escribió las recomendaciones de la AAP sobre cómo dormir a los bebés. Los infantes que son envueltos de esta forma deben dormir boca arriba y ser monitoreados para asegurar que no se den la vuelta por accidente, porque cuando está envuelto de ese modo, “el bebé duerme más tiempo y no despierta tan fácilmente”, explicó en un artículo para la AAP.
El hecho de que duerman mucho más profundamente es lo que pone a muchos padres, y a algunas organizaciones de seguridad infantil, nerviosos. En el 2011, el Centro Nacional de Recursos sobre Salud y Seguridad Infantil hizo una recomendación en contra de la técnica de swaddling, al decir que “puede aumentar el riesgo de consecuencias graves de salud” como el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL). Dicha recomendación es parte del motivo por el que es ilegal envolver a los bebés de ese modo en las guarderías de Minnesota y se exhorta cada vez más a los empleados de centros de cuidado infantil en Pennsylvania y California a que no lo hagan.
“La diferencia en el consejo de envolver a un niño en casa o en un cunero de hospital, en comparación con un niño en una guardería, realmente se reduce a la edad del bebé y al entorno”, dice la doctora Danette Glassy, presidenta de la Sección sobre Educación Temprana y Cuidado Infantil de la AAP. “Un recién nacido puede ser envuelto correctamente y colocado boca arriba en su cuna en casa y eso puede ayudar a consolarlo y tranquilizarlo para dormir. Cuando el niño es mayor, en un entorno nuevo y con alguien diferente a cargo de su cuidado, está aprendiendo a darse la vuelta y quizá no ha sido envuelto de esa forma antes, así que el swaddling se vuelve más desafiante y arriesgado”.
[Relacionado: Cómo elegir un buen pediatra]
Sin embargo, el swaddling es practicado en todo el mundo y así ha sido por generaciones, le dijo el doctor Harvey Karp, autor de “The Happiest Baby Guide to Great Sleep” y defensor de dicha técnica, a Yahoo! Shine. “En lugar de prohibir dicha práctica en las guarderías, deberíamos exigir que se aprenda a hacerlo correctamente”, indicó.
“Yo comparo al swaddling con los asientos para el auto”, continuó. “Los asientos para el auto son excelentes, pero únicamente si los instalas adecuadamente. Si los instalas de forma incorrecta, de hecho pueden causar problemas”, dijo.
Cuando se envuelve a un lactante con esta técnica, “no se debe acalorar de más al bebé”, explicó. “No se debe envolver su cabeza o cubrirle el rostro. No se debe envolver su estómago y aunque se busca que sus brazos quedan pegados al cuerpo, las caderas deben quedar sueltas”.
Para envolver correctamente a un lactante con la técnica de swaddling, la AAP sugiere que los padres:
-Extiendan la cobija, y doblen una de las esquinas.
-Coloquen al bebé boca arriba sobre la cobija, con la cabeza directamente sobre la esquina doblada.
-Enderecen el brazo derecho del bebé y doblen la esquina izquierda de la cobija sobre su cuerpo e introduzcan lo que sobra entre su brazo derecho y el costado derecho del cuerpo.
-Luego, enderecen el brazo derecho del bebé y doblen la esquina derecha de la cobija sobre su cuerpo para darle vuelta y doblarla bajo el costado izquierdo del cuerpo del bebé.
-Doblen o tuerzan sin apretar la parte inferior de la cobija y la inserten por un lado del cuerpo del bebé, por debajo.
-Asegurar que pueda mover las caderas y que la cobija no esté demasiado apretada.
Los bebés no necesitan ser arropados así constantemente, advirtió Karp. “Solo necesitan ser envueltos con esta técnica mientras duermen y están inquietos”, le dijo a Yahoo! Shine. “El resto del día deberán tener las manos libres y poder usar sus cuerpos”. Y cree que cuando se hace correctamente, el swaddling reduce el riesgo de SMSL y asfixia en lugar de aumentarlo.
[Galería: Los consejos más extraños acerca de mi embarazo]
“El beneficio de la técnica de swaddling es que ayuda a reducir el riesgo de que un bebé se gire boca abajo”, explicó. También ayuda a un bebé a sentirse más cómodo durmiendo boca arriba, lo que significa que las madres son más propensas a seguir las prácticas recomendadas para que el bebé duerma de forma segura. Un bebé que no es envuelto llora más, dijo, “lo que entonces tienta a la madre a llevarse al bebé a la cama con ella o a ponerlo a dormir boca abajo, lo que verdaderamente puede incrementar el riesgo de muerte de un lactante”.
               http://es-us.mujer.yahoo.com/blogs/mam%C3%A1/swaddling-una-practica-comun-para-arropar-bebes-es-192242141.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario