domingo, 7 de julio de 2013

Diez consejos para tener éxito en la universidad


Blog de Noticias
Trasnochar con frecuencia obstaculiza el aprendizaje. (Rama/Wikimedia Commons)Trasnochar con frecuencia obstaculiza el aprendizaje. (Rama/Wikimedia Commons)¿Piensas que el éxito llega sin proponérselo?: tal vez le ocurra a una persona en un millón, como sucede en la lotería. Darle estructura y organización a nuestra vida facilita muchísimo cada actividad que emprendemos, particularmente aquellas que requieren orden y dedicación, como los estudios universitarios.
Te ofrezco diez consejos claves para el éxito en la universidad, sin que pierdas la cordura (recuerda que todo exceso resulta generalmente en algún prejuicio):
1) Asistir a la universidad implica un cambio en la estructuración del estudio, y hasta del pensamiento. El ejercicio crítico es fundamental, y para ello ¡hay que leer! Además, se requiere la comprensión de cómo las piezas de información encajan entre sí para formar una "visión global". Es necesario establecer conexiones para desarrollar análisis más complejos y originales, por lo que utilizar esquemas de cursos, tablas de contenido, y organizar la información es sumamente importante.
2) Hazte de hábitos: No es propicio para la comprensión y la retención de información, intentar recuperar el tiempo perdido dos días antes de un examen. Lo mejor es poner atención durante las conferencias, sacar provecho de los ejercicios en clase, e ir a las horas de oficina del profesor. Y utilizar el tiempo entre clases para repasar las lecturas y notas tomadas.
3) Busca ayuda y mejora tus calificaciones: Si eres un estudiante de "C" o 'D', puedes fortalecer tus habilidades. Todas las universidades cuentan con servicios de tutorías (mayormente gratis). Utiliza las guías de estudio, y no dejes de hacer los deberes. Si recibes una B-, pero tu actitud en clase es ejemplar, el profesor puede tenderte una mano y ofrecerte la oportunidad de obtener créditos extras (tal vez subas hasta B+).
No perder las horas de oficina. (Hoangtlu/Wikimedia Commons)No perder las horas de oficina. (Hoangtlu/Wikimedia Commons)

4) Toma apuntes y mantén tu agenda actualizada: Mantener un almanaque en la puerta de la nevera o en tu clóset del cuarto ayuda muchísimo. Adjúntale tu calendario de clases. Así puedes planear tus tareas académicas y tomar con calma la preparación para los exámenes. La histeria no funciona, créeme.
Cada noche o mañana, échale un vistazo a la agenda, y actualízala con las fechas de entrega de trabajos y eventos de la semana. Las universidades invitan a profesores expertos en temas variados, a conferencias y talleres en el campus que tal vez completen y fortalezcan tus conocimientos adquiridos en clase. Lee los correos electrónicos que anuncian este tipo de charlas especiales y selecciona las que te sirvan.
5) Energízate: Comer saludablemente, hacer ejercicios y dormir siete u ocho horas como mínimo evitan la fatiga y el estrés, enemigos de la memoria y la comprensión.
6) Comienza a comportarte como un profesional: Ve a clase preparado. Haz preguntas después de la conferencia. Aprende de los errores, así evitarás la histeria antes de los exámenes.
7) Ubicación, ubicación: ¿Eres serio para cumplir con el trabajo? Encuentra un buen lugar: usa las bibliotecas, salas de estudio, parques, la sombra de los árboles o las plazas-jardines de la propia universidad.
Grupo de estudio. (Tbuckley89/Wikimedia Commons)Grupo de estudio. (Tbuckley89/Wikimedia Commons)

8) Cómo recordar información clave: ¡Tienes que ser activo! Genera ejemplos que te permitan visibilizar conceptos. Utiliza tips nemotécnicos (por ejemplo, las iniciales de las palabras en una definición difícil pueden formar una palabra fácil de recordar, que te lleva luego a recomponer la definición). Haz resúmenes de los temas principales, con los apuntes de clase y las notas tomadas de los libros (reescribir la información y tratar de sintetizarla es un recurso genial para la memoria). Identifica palabras clave y textos resaltados. Léelos en alta voz. Y es que existen varias formas de aprendizaje; nuestro cerebro está más listo para unas que para otras, depende de la persona: 1) visual, 2) escritura y lectura, 3) auditiva, 4) táctil-kinestésica y 5) multimodal.
9) No importa lo bien que entiendas algo, sin la práctica viene el olvido. Así, intenta aplicar los conceptos aprendidos a diferentes cuestiones, incluso a fenómenos con los que tropiezas en la vida cotidiana. ¡Ejercita!
10) Sé inteligente a la hora de tomar exámenes: No te des el lujo de perder puntos por no haber leído bien las instrucciones, saltarte un inciso o la segunda parte de una pregunta. Toma tu tiempo al leer el examen y enfócate. Echa primero un vistazo rápido a cada pregunta y luego enfócate en responder las más fáciles. Así ejercitas el cerebro para las que requieran más nivel de razonamiento o concentración. ¡Y construyes confianza en ti mismo(a)! En las preguntas que incluyen opciones múltiples, descarta primero las que no replican las palabras y conceptos exigidos, y selecciona aquella que contenga la información precisa, ni más ni menos. La mayor parte de las veces contamos con dos posibles soluciones, pero una contiene un detalle, al parecer nimio, que contradice o desdice la afirmación o tesis de la pregunta. No identificar estos detalles, nos hace perder a veces montones de puntos.
               http://co.noticias.yahoo.com/blogs/blog-de-noticias/diez-consejos-para-tener-%C3%A9xito-en-la-universidad-145908869.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario