lunes, 1 de julio de 2013

Julio 2013: Tiempo de crecer y seguir adelante

.adelanteEste mes tenemos el reto de resolver los problemas de nuestra infancia, para abrazar nuestro presente y rediseñar nuestro futuro. El enfoque planetario no está centrado en espectros específicos de nuestra infancia que nos acechan en sí, sino en las respuestas y reacciones inconscientes que aprendimos a una edad temprana, y que siguen funcionando incluso ahora. Estos pensamientos, sentimientos y comportamientos suelen estar tan cercanos  a nosotros que ni siquiera los reconocemos como lo que son. ‘Sólo soy así ” pensamos. “Yo siempre he sido así”. Y por lo tanto no nos molestamos en preguntarnos  por qué somos exactamente de esa manera, y si realmente es “lo que somos”, o, de hecho, una capa que creamos  hace muchos años para manejar nuestra experiencia con el mundo que nos rodea.
Por supuesto, estas capas sirvieron a un propósito, y uno importante. Nos ayudaron a que el mundo tuviera sentido y a hacer frente a él en momentos profundamente vulnerables de nuestras vidas. Pero ya no somos más niños y  no necesitamos seguir siendo así! ¿Cuál es el mensaje clave del cosmos en las dos primeras semanas de julio?: Es hora de crecer y reunir todo lo que somos, toda nuestra energía, las emociones, los pensamientos, los comportamientos, las esperanzas y los sueños, aquí en el presente. Una vez que hayamos hecho esto tendremos ante nosotros una gran cantidad de herramientas con las cuales construir un futuro positivo y satisfactorio.
Entre el 1 st y 13 th julio Marte completa su viaje a través de Géminis. Extrañamente, Marte está a la zaga de todos los demás en el momento, un poco como el último corredor en una carrera  hacia la línea de meta, mientras que todos los demás están ya disfrutando de una bebida fría y un masaje de pies. Él llegará a mediados de mes, pero mientras tanto, continúa recordándonos que el hecho de que siempre hayamos pensado una cosa determinada en un momento determinado de la misma vieja manera, no significa que no podamos dejar que los pensamientos se vayan y hacerlo de manera diferente la próxima vez. En realidad, tal vez él es más el coche barredora que en una maratón va recogiendo a  los que no acaban de llegar a la línea de meta, lo que garantiza que lleguen a donde tienen que estar de todas formas. Nos está dando una última oportunidad para enfrentar algunos pensamientos habituales y demostrar de una vez por todas quién es el jefe!
En todo este tiempo tenemos más apoyo cósmico que conspira para revelar exactamente cuándo en nuestras vidas  respondemos ante la presión reaccionando inconscientemente, en base a las decisiones y opiniones desarrollada en nuestros primeros años. Cada vez que nos encontremos con una reacción automática que surge dentro de nosotros ahora podemos detenernos un momento y preguntarnos: “¿A qué estoy realmente reaccionando? ‘,’ ¿Qué interpretación de la situación actual está provocando esa reacción? ‘,’ ¿De dónde realmente provienen estos sentimientos y qué es lo que quieren decirme? ‘. Al hacer estas y otras preguntas, podemos empezar a reconocer simplemente que todavía estamos pasando viejas películas de antaño de las que necesitamos deshacernos de una vez por todas!
Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo. Los viejos hábitos tardan en morir, y nos dan  una poderosa sensación de seguridad, incluso si  nos causan más problemas que cualquier otra cosa! ¿Cuál es la razón por la que tenemos que sentirnos bendecidos de que surjan estos problemas ahora? Porque  tenemos un gran trígono de agua formado por Júpiter, Saturno y Neptuno suspendido en el espacio por encima de nosotros. Esto significa: profunda curación emocional y espiritual, en su forma más poderosa en la semana que comienza el 15 th julio. Ante cualesquier cosa que las dos primeras semanas de julio traigan a nuestra atención, podemos llamar a estas fuerzas curativas universales para ayudarnos a transformar la energía en algo que afirme la vida, positiva y creativamente. Podemos cambiar  nosotros, si aceptamos la posibilidad y ofrecemos nuestras vidas a las fuerzas divinas que saben mucho mejor que nosotros lo que necesitamos y cuándo.
A lo largo de este mes nos encontramos también con la energía de Urano sumada a la de Plutón, que ha llevado tanto a la interrupción como al cambio de vida de muchas personas en el último año. La atención se centra ahora sobre todo en Urano y su exhortación de que nos liberemos de cualquier cosa  que hemos permitido que nos haya estado limitando. Es una tarea difícil, lo sé, y que puede ser difícil de cumplir en su totalidad, pero cada esfuerzo  para hacer precisamente eso este mes merecerá el aplauso cósmico y el aliento para dar el siguiente paso también. Hay poco tiempo para la complacencia en este sentido. No hay días libres cuando estamos bajo este tipo de presión, pero no es  la presión  de un amo tiránico que exige más allá de lo que podemos dar, sino la de un entrenador atento y seguro que sabe lo que somos capaces de hacer y está decidido a llevarlo a cabo en nosotros, contra viento y marea!
La presencia del Gran Trino en signos de agua, a pesar de su potencial curativo, es también un arma de doble filo  este mes, ya que puede hacernos demasiado complacientes. Podemos saber lo que tenemos que hacer, pero no  encontrar la energía para hacerlo. Sabemos que atropellar a esos viejos recuerdos no ayuda a avanzar, pero lo hacemos una vez más de todos modos.O sabemos que alimentar nuestro sentido de impotencia no nos lleva a ninguna parte, pero vamos recorremos todos nuestros agravios contra otras personas de nuevo, sólo para asegurarnos de que no hemos excluido a nadie! El hecho es que no podemos darnos el lujo de seguir con esto, no si real y verdaderamente queremos cambiar y crecer. Nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestros comportamientos, tienen  poder ahora, como nunca antes. Al igual que las energías curativas que nos rodean tienen un poder como nunca antes también. Pero para hacer un llamamiento al poder de nuestra propia curación tenemos que ejercer la autodisciplina necesaria para decidir que no vamos a recorrer el mismo viejo camino rutinario de siempre. Vamos a levantarnos, tomar las riendas y reclamar la curación como nuestra, invitándola a  cada rincón de nuestras vidas. Si queremos sanar debemos estar preparados para ello, aunque sea necesario salir de nuestra zona de confort para dar un paso en el proceso.
Entre el 24  y el 29 de  julio veremos el gran trígono transformarse en una cometa por el posicionamiento de Venus en Virgo, proporcionando una gran oportunidad para nosotros para anclar en tierra los cambios de este mes en el mundo de la forma. Aquí está la oportunidad de decidir lo que debemos ser y cómo actuar de manera diferente, y luego hacerlo. En silencio y con cuidado, podemos empezar a reaccionar de manera diferente, para hablar verdades renovadas, para expresar lo que somos ahora, no lo que éramos “en aquel entonces”. Estos son indicios incipientes de una nueva vida. Pueden sentirse delicados y vulnerables, pero cuanto más los nutramos y alimentemos, más fuertes van a crecer y más rápido se convertirán en tan familiares, como las viejas costumbres, excepto que éstos se alinearán con el presente, con lo que somos  ahora, y no con lo que una vez fuimos!
Cuando el mes vaya llegando a su fin nos encontremos algo abrumados, con potenciales que como escamas comienzan a caernos de los ojos, y el futuro se revelará  bajo una nueva luz fresca. Nos sentiremos como saliendo de una cueva a la luz del día, parpadeando y desorientados. Es mejor que nos tomemos un momento para dejar que nuestros ojos se acostumbran y nuestra brújula interna encuentre nuestro norte propio y personal una vez más. Entonces podremos empezar a avanzar a las zancadas hacia adelante con mayor confianza y un sentido de propósito, mirando hacia atrás a un mes en el cual mucho ha surgido y se ha limpiado, por lo que habrá más  espacio para que la luz del día entre de nuevo.
Disfrute de su mes, y gracias por tomarse el tiempo de leer mis pensamientos al respecto!
Sarah Varcas
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario