lunes, 29 de julio de 2013

UN PASO ADELANTE

UN PASO ADELANTE



         Es difícil comenzar un camino desconocido. Tenemos miedo antes de iniciarlo, tememos lo que vendrá, los fantasmas que nos invaden imaginando las dificultades que nos esperan y sobre todo, retrasamos lo más posible su inicio ante la desconfianza sobre lo que sucederá.
         Acabo de encontrarme con esta reflexión que a continuación comparto y me ha venido bien a mí misma.
         Lo primero que nos plantea es la razón por la cual dejamos para mañana las decisiones que nos rondan en la mente, sobre la cuestión que sea. La siguiente pregunta tiene la clave del sentido de nuestro comportamiento:…”¿Acaso alguien te garantizó hasta cuando vas a vivir?”… es sugerente y motivadora, a pesar de enfrentarnos al fin de nuestros días.
         Precisamente porque nadie sabemos qué fecha se nos está reservada para el adiós, es por lo que cada instante debe tener pleno sentido y hacer aquello que sintamos que es nuestro camino, lo que de verdad nos deje plenos el corazón y nos haga sentir en sintonía con nosotros mismos.
¿De qué vale forzarnos siempre para dar gusto a los demás?¿De qué evitar siempre ser coherentes con lo que necesitamos? ¿Acaso ganamos algo con ir en contra de lo que anhela nuestro interior; rechazando lo que necesita?...es momento de dar un paso más e iniciar la marcha…¿Hacia dónde?...hacia el lugar exacto donde esté nuestro paraíso, el de cada uno, el que nos hace libres.
Veamos:

…!”¿Por qué seguís postergando decisiones? ¿Acaso alguien te garantizó hasta cuándo vivirás? Internamente hay una voz que te dice que te animes. Tu cuerpo se resiste. Lo desconocido te tensa, agita tus fantasmas más temidos. Intuís que todo será para bien, sin embargo hay algo que todavía te frena. La vibración de estas palabras llega para infundirte confianza. Hoy tu vida cambiará, darás un paso clave.
Tras la frontera de lo conocido, el mundo se presenta amenazador a los ojos de nuestras propias fantasías. Las dudas paralizan, estancan, juegan en favor de la mente para aplazar los cambios. Miles y miles de frases que comienzan con tendría, debería y podría, se van acumulando en el rincón de la desesperanza, donde mueren de tristeza tras incansables intentos por alcanzar la libertad.
Ya es tiempo de que te muevas hacia el lugar en donde te sientas alineado con tu esencia. Confía en tus corazonadas. Hazle caso a la intuición. Deja que la existencia te guíe a través de las señales. Hay nuevas puertas que se están abriendo, date el permiso interno de verlas. No temas. Lo desconocido se torna amigable si confiamos en que todo sucede para nuestro mayor bien. Tu corazón sabe lo que te digo, es por eso que acelera sus latidos al reconocer este mensaje.
Ten fe. Anímate a moverte, nunca es demasiado tarde. Los movimientos externos generan movimientos internos. Abrete a nuevas vivencias. Deja de dar vueltas en círculos de inconsciencia, que, poco a poco, extinguen tu aliento y apagan tu luz. No más excusas, no más aplazamientos. Estas letras vienen a recordarte aquello que en su momento creímos que nunca íbamos a olvidar: el poder está dentro nuestro. Quiero volver a disfrutar del intrépido resplandor de tu alma cuando ríe. Tu felicidad suma para que el mundo sea más cálido y humano. Permití que la sabiduría de tu espíritu establezca la nueva dirección hacia dónde fluirá tu energía. Hay un paraíso interno que aguarda tu regreso. Hagas lo que hagas, hazlo de manera consciente. Ese es el paso clave, que hoy transformará tu vida.
Por Julio Andrés Pagano

         Hoy esta reflexión la necesitaba yo misma. Ojalá sirva a otros también para confiar en el poder interior y para abrazar el primer paso de las decisiones que nos esperan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario