jueves, 29 de agosto de 2013

Lo que Realmente Necesitas

Lo que Realmente Necesitas

Publicado el 29 agosto 2013 a las 10:24 am
saltando
A eso de caer y volver a levantarte, de fracasar y volver a comenzar, de seguir un camino y tener que torcerlo, de encontrar el dolor y tener que afrontarlo. A eso no le llames adversidad, llámale Sabiduría
A eso de sentir la mano de Dios y saberte impotente, de fijarte una meta y tener que seguir otra, de huir de una prueba y tener que encararla, de planear un vuelo y tener que recortarlo, de aspirar y no poder, de querer y no saber, de avanzar y no llegar. A eso…, no le llames castigo, llámale Enseñanza
A eso de pasar juntos días radiantes, días felices y días tristes, días de soledad y días de compañía. A eso…, no le llames rutina, llámale Experiencia
A eso, de que tus ojos miren y tus oídos oigan, y tu cerebro funcione y tus manos trabajen, y tu alma irradie, y tu sensibilidad sienta, y tu corazón ame… A eso…, no le llames poder humano, llámale Milagro Divino
A eso, de que tus ojos estén leyendo este mensaje y que tengas el tiempo para disfrutarlo, que escuches esa melodía y tengas esa sensación de que el corazón se ensancha…
A eso…, no le llames casualidad, llámale
AMOR DE DIOS

DIOS llega a donde quiere llegar y  como sabe que
necesitas de mensajes como este, Él te lo hizo llegar a través mío.

Nunca dudes de que DIOS siempre te hará llegar lo que realmente necesitas…
“Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?
Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta.
¿No valen ustedes mucho más que ellas?

Desconozco su autor.
        http://abundanciainfinita.com/abundancia/realmente-necesitas/

1 comentario:

  1. Excelente , llegó este mensaje a mi como una casualidad, no era lo que estaba buscando por google, pero llegó y cuando se está en las manos de Dios, nada es casualidad....Dios lo quizó así.

    ResponderEliminar