viernes, 2 de agosto de 2013

Mejora tu autoestima


Agosto 1 de 2013 - 8:03 pm

El 7 es el número que más aparece en la biblia, 737 veces; luego sigue el 3: 467 veces. Hay 7 colores del espectro de luz, 7 notas musicales, 7 continentes y 7 capas de músculos en el corazón. 7 glándulas endocrinas, 7 pecados capitales, 7 chacras, 7 océanos del planeta y 7 niveles de conciencia.
Hay 7 días de la semana y 7 son las vértebras del cuello que sostienen la cabeza y el cerebro.
Hay 7 sacramentos, 7 maravillas del mundo y cada 7 años una persona experimenta cambios significativos. Se habla de 7 dones del Espíritu Santo, 7 arcángeles, 7 vidas del gato y 7 enanitos.
No seas supersticioso, pero valora el 7 porque tiene una carga positiva por tradición. El 7 es un número sagrado y es bueno que afirmes algo siete veces para decretar lo mejor e interiorizarlo.
Tu autoestima será fuerte si repites y asimilas los 7 días de la semana esta declaración de autoamor, fe y determinación: Hoy me amaré y seré importante para mí.
Hoy elijo vencer los obstáculos que encuentre en mi camino, Hoy domino el miedo a fracasar, el fracaso es solo un paso al éxito. Hoy decido amar sin esperar nada a cambio. Hoy confío, amo, y así exorcizo mis miedos. Hoy daré gracias sin cesar.
Hoy seré más grande que mis problemas. Hoy seré consciente de quién soy y a qué vine. Hoy aceptaré a las personas como son. Hoy destierro los juicios y el vicio de culpar. Hoy viviré con avidez el ahora, no el ayer ni el mañana. Hoy me atreveré a soñar y a cambiar. Hoy me valoro y elijo perdonarme y perdonar de corazón. Hoy amaré aquí y ahora, con Dios en mi corazón.
Hoy es el primer día del resto de mi vida.
Los que han estudiado a los seres triunfadores siempre han descubierto en ellos una fuerte y sana autoestima, o sea, una gran confianza en sí mismos, una actitud positiva y la capacidad de reconocer sus talentos y dar buen fruto con ellos. Autoestima es valorarte, reconocer tus vacíos, potencias tus fortalezas y ver oportunidades en las dificultades.
Donde un perdedor se desespera, un triunfador se supera; donde un perdedor ve un problema, un triunfador ve un aprendizaje. Eso es algo que se aprende en la infancia cuando los padres son positivos, perseverantes y cultivan una fe arrolladora.
Autoestima es creer en ti, en Dios y en la vida, bien lejos de la egoestima, rica en arrogancia y de la autocompasión. Autoestima es pensar como Mariana Pajón: “Mantengo el número uno metido en la frente, me reviento hasta que ya no pueda más. Si eres buena físicamente y no mentalmente, no vas a llegar a ningún lado. Primero hay que ganar con la cabeza, después se pedalea, solo pienso en ganar siempre”.
Para mejorar tu autoestima ámate y ama en el aquí y el ahora, sana el ayer, utiliza tus dones, acéptate y sé agradecido y espiritual. Decreta 7 veces cada semana la declaración de autoamor, fe y determinación que leíste más arriba. Hoy es el primer día del resto de tu vida.
Gonzalo Gallo G.
Escritor – Conferencista
 charleschaplin@oasisgonzalogallo.com
         http://www.portafolio.co/columnistas/mejora-tu-autoestima

No hay comentarios:

Publicar un comentario