viernes, 2 de agosto de 2013

MENSAJE OASIS

OASIS nuevo Edición Diaria
La vida de gran parte de los seres humanos pocas veces fue dorada o color de rosa.
El gran músico Bach perdió a su madre a la edad de nueve años y a su padre cuando tenía diez.
Enterró a su primera esposa y a 11 de los 20 hijos que tuvo en sus dos matrimonios.
Bach era un creyente convencido, aceptó sus cruces y las supo llevar con aceptación serena y paciencia.
Al final de su vida perdió la visión y con calma le pedía a su amada esposa Magdalena que le leyera la Biblia.
Amaba lo que hacía y sus maravillosas obras reflejan e irradian una profunda espiritualidad.
Es bueno recordar esto porque algunos piensan que algunos nacen con estrella y otros estrellados.
Lo que llaman suerte en realidad es un nombre que se le da a la entrega, la confianza y el compromiso.
                    http://www.oasisgonzalogallo.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario