lunes, 12 de agosto de 2013

Tener mucho más tiempo

tener tiempoQuerido Quang: Ayer vino a verme Steve con su hijo Tony. Tony esta creciendo a toda velocidad. Ya tiene casi siete años y habla francés e ingles.
Le di varios libros de dibujos para niños pero apenas le hecho un vistazo antes de apartarlos bruscamente e interrumpir nuestra conversación otra vez. Existe atención constante de los adultos.
Luego Tony se puso la chaqueta y salió a jugar con el niño del vecino.
Entonces Steve dijo: “Acabo de descubrir la forma de tener mucho mas tiempo”. Le pregunte como y me respondió: “Antes solía ver mi tiempo como si estuviera fraccionado. Una parte reservaba para Tony, le ayudaba con los deberes, le leía cuentos y le bañaba. Otra parte era para Ann, ayudándole con Zoe, haciéndole la compra, llevando la ropa a la lavandería y hablando con ella cuando los niños ya estaban en la cama; todavía veo a Ann y a Zoe como una sola persona porque el aliento de Zoe es el aliento de Ann y si una de ellas deja de respirar, la otra también lo haría. El tiempo que sobraba lo consideraba mío, podía leer, escribir, investigar pasear. El trabajo en la oficina era otra parcela o sea el tiempo para la oficina.
“Pero ahora intento no volver a fraccionar el tiempo nunca mas; considero el tiempo que paso con Tony y Ann como el mío propio. Cuando ayudo a Tony con sus deberes procuro desechar el pensamiento de que “este es el rato que le reservo a Tony y luego tendré un rato para mi”. Trato de buscar formas de ver su tiempo como el mío propio. Sigo las lecciones, compartiendo su presencia y encontrando la manera de interesarme en lo que hacemos durante ese tiempo. De esa manera el rato para el es mi propio tiempo. Lo mismo con Ann. Y lo mas notable es que ahora tengo tiempo ilimitado para mi”.
Steve sonreía mientras hablaba. Yo estaba sorprendido pues sabia que Steve no había aprendido eso con las lecturas de unos cuantos libros; era algo que el mismo había descubierto en la rutina de su vida.
Durante los últimos meses he estado estudiando el Sutra de la Atención Mental con un pequeño grupo los sábados por la tarde. Después de explicarles una lección, los jóvenes del grupo preguntan la forma de aplicar los principios de los que habla el Sutra a la vida diaria. Hemos considerado el uso del tiempo. Aunque Steve, que no habla vietnamita, nunca ha acudido a una de estas sesiones, ha descubierto a través de si mismo la comprensión que los chicos del grupo han descubierto estudiando el Sutra.
El sábado pasado conté al grupo de meditación lo que Steve me había contado. Uno de los muchachos dijo: “Steve ha descubierto el principio, pero ¿Como sabemos que ha encontrado también el método?” Le respondí: “Si es capaz de encontrar el principio, se es también capaz de encontrar el método”. Si Steve sabe como compartir realmente la presencia de Tony e interesarse en las lecciones de Tony, ya ha encontrado como aplicar sus propios métodos. El Sutra de la Atención Mental ciertamente que no es la única fuente que puede ofrecernos los métodos. Aunque Steve ha estudiado Budismo y lee sánscrito no es budista. Pero no es la gente que dice ser budista la única que comprende los métodos del budismo.
Una de las chicas del grupo dijo: “Creo que debiéramos invitar a Steve a una de nuestras sesiones para que comparta con nosotros algunas experiencias. Quizás podamos aprender algo de el”. Pienso que ella ha aprendido algo importante: que un budista puede fácilmente aprender de la experiencia de un no budista y lo que es más importante, que se puede aprender mucho de budismo a través de los que no son budistas. Recuerdo una frase que se repite a menudo en la tradición Mahayana: “Los métodos del budismo son los métodos de la vida” Y podríamos añadir: “Los métodos del Sutra de la Atención Mental tienen algo en común con el despertar de Steve”.
Si lo deseara, Steve podría también aplicar los métodos que se enseñan en el Sutra de la Atención Mental. Probablemente los métodos propios que Steve ha encontrado no sean todavía suficientes para permitirle alcanzar totalmente su meta.
Estoy seguro de que a nuestros trabajadores en la Escuela de jóvenes del Servicio Social les gustaría saber también hasta que punto los métodos de Steve han podido enriquecerle. Se que no hay un solo trabajador que no piense que el tiempo para si mismo es demasiado escaso. Yo también soy un trabajador, como lo eres tu, Quang, y se que a ambos nos gustaría saber como ha conseguido Steve su “tiempo ilimitado”. Pero ¿ha conseguido realmente ese “tiempo ilimitado” o acaba justo de ver el principio?
Autor: Thich Naht Hanh
              http://angelesamor.org/pensamientos-positivos/tener-tiempo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario