martes, 17 de septiembre de 2013

“Soy solo una parte del México que no se conforma”. Patishtán seguirá en injusta prisión.

“Soy solo una parte del México que no se conforma”. Patishtán seguirá en injusta prisión.

No puedo aceptar estar ni dos días preso por algo que no cometí
Soy solo una parte del México que no se conforma
Día negro para quienes luchan por la justicia en México. El Primer Tribunal de Circuito del Poder Judicial de la Federación en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas declaró infundado el recurso reconocimiento de inocencia. última posibilidad judicial que le quedaba al profesor dentro de México. Alberto Patishtán seguirá en injusta prisión por décadas, mientras sus posibilidades de libertad se reducen a un indigno indulto o a una amnistía, figuras otorgadas al poder ejecutivo que parten en este caso de un “perdón” a un delito que no se cometió, y se dan a personas por razones humanitarias. Leonel Rivero abogado del profesor ha declarado ya que no solicitarán el indulto, lo que muestra dignidad. En todo caso quienes tienen que pedir perdón son ellos. El camino en las instancias internacionales podría durar lustros.
Acusado de un multihomicidio ocurrido en el año 2000, numerosas irregularidades forman parte de la historia de falsedades construidas por el gobierno. Fue detenido sin orden de aprehensión siete días después de los hechos, con base en dos testimonios claramente contradictorios. El día de los asesinatos él se encontraba en reunión con maestros en un lejano del lugar. Tanto las autoridades estatales, como las federales han manipulado la evidencia e inventado pruebas, hechos que no resisten ni la lógica mínima ni siquiera el paso del tiempo. La Suprema Corte de Justicia de la Nación, evitó entrar al fondo del asunto y lo remitió al tribunal que hoy decidió mantener la mentira vigente.
En realidad, Alberto Patishtán se dedicaba a educar y a promover los derechos y la autodeterminación indígena. Era un líder comunitario clave en los procesos de organización y de lucha, lo que ha seguido haciendo desde prisión. Ahí está la verdadera razón de su condena.
El recurso de reconocimiento de inocencia, así como todas los medios de defensa contra una acusación falsa, siempre cargan con el implacable peso de la presunción de culpa acumulada durante años. que es la característica principal de nuestro sistema represivo.. Un poder judicial que no es capaz de revisar sus pasos y corregir el abuso, no administra justicia, es solo guardián del sistema corrupto.
No abandonaremos la lucha por su libertad porque mientras él esté preso por sus ideas, mientras exista un preso político, no podremos llamar a nuestro gobierno, una democracia. En este día recuerdo la gran cita de Henry David Thoreau:
“Bajo un gobierno que encarcela a cualquiera injustamente, el lugar apropiado para el justo es también la prisión. Y hoy, el sitio adecuado, el único que Massachusetts ha proporcionado para sus espíritus más libres y menos desalentables está en sus prisiones, donde han de ser separados y enajenados del Estado, por acción de este, dado que ellos ya lo han hecho por sus principios. Allí es donde debieran dar con ellos el esclavo fugitivo y el prisionero mexicano en libertad condicional, y el indio venido a denunciar las injusticias hechas a su raza; en este terreno de exclusión, pero más libre y honorable, donde el Estado coloca a aquellos que no están con él sino contra él, el único hábitat donde, en un Estado esclavizador, el hombre puede vivir con honor”.
profe

No hay comentarios:

Publicar un comentario