martes, 10 de diciembre de 2013

5 razones para no suicidarse

5 razones para no suicidarse
[X] Por Tia Xime [ ] Consejos   22 de enero del 2013
Con el tiempo, aprendes de tus errores. Los cometes cada vez más grandes y con más creatividad que antes. Hace unos años, empecé las columnas con la intención de hacerme independiente, saltarme la interferencia editorial, escapar a la censura y fumar lo que se me diera la gana durante meses con mi “dinero de la red”.
Pero el dinero fue desapareciendo, los editores fueron reemplazados con personal cada vez menos calificado y al final, tuve lo que quería: Total libertad editorial. Lo cual quiere decir que quedé en la quiebra y obligada a volver a trabajar.

Odio trabajar.



Fue así que hace varios meses dejé de conectarme a las redes sociales y veía con anhelo como se acercaba el tren cada tarde, contemplando seriamente el suicidio. Pero eso de dejarse embestir por un tren me parecía doloroso y salido de Anna Karenina (a quien detesto). Lo único que podía repetirme como un mantra era: “No te deprimas, piensa que no tienes dinero para pagar un psiquiatra”.
Tenía que recuperar mis ganas de vivir, motivarme, recuperar el rumbo de mi vida, hacerme sentir especial… o contemplar de manera realista las consecuencias de suicidarme.
El mundo tiene más de seis mil millones de habitantes. Descarta esa idea de que eres especial. Nada de lo que eres, piensas, aspiras, comes, deseas o vomitas es único. No en esta época, no bajo la continua influencia de los mismos productos comerciales y la misma cultura pop a nivel global. Pero si realmente piensas en quitarte la vida, considera lo siguiente:

5 Razones Para No Suicidarse


1. Las funerarias terminarán de drenar a tu familia y te tendrán rencor después de muerto.



Morir es costoso. Dependiendo de la urgencia, las creencias religiosas de la familia y la habilidad del estafador de la agencia funeraria, el costo de morirse incluye: Velorio, funeral, transporte en coche fúnebre (al funeral y al cementerio), disposición del cadáver (entierro o cremación), estuche (tumba o urna), lápidas, lote en el cementerio, arreglos florales, comida y bebida. Esto sin contar con los costos de viaje de los dolientes. Dejarás a más de uno en tu familia cercana sin vacaciones, coche, hogar ni educación. Te considerarán más despreciable y egoísta de lo que creen que has sido en vida.

2. Puedes fallar.



Recuerda que eres tan torpe que puedes fallar en tu intento de suicidio. Si te suicidas sin tener cobertura médica total, corres el riesgo de pasar el resto de tu vida con las cicatrices de una cortada de venas fallida, una contusión y daño cerebral por arrojarte desde una altura no letal, un hueco poco estético por dispararte un centímetro más allá de la sien, dos metros menos de intestinos por el veneno que no te mató y una fijación por la asfixia erótica.

3. Todos dirán que ya se lo esperaban.



No te sientas mal, tu sufrimiento, tu depresión, tu mala suerte son fuente de inspiración artística. Para otros. Es muy probable que tus continuas quejas ya tienen preparados a tus amigos y conocidos para tu muerte. Algunos se preguntarán si hubiese sido mejor prestarte algo de atención, o fingir interés en tu vida, pero en el fondo se sentirán mejor porque ya no tienen que lidiar con tus depresiones y tus historias o tu “mala vibra”. Algunos pensarán que sus vidas no son tan malas como la tuya y soportarán su existencia durante unos cuantos años más hasta que los maten los infartos o algún cáncer. Tu partida los inspirará a continuar y a ser mejores personas que tú.

4. Se olvidarán de todo en cuanto pase el siguiente embarazo en tu círculo social.



Digamos, sólo por considerar todas las posibilidades, que te tienen afecto. Que todos se sienten mal con tu partida, que sienten un vacío terrible en sus vidas cuando mueres y deben hacer algo para llenarlo. Tal vez tu memoria sirve para unir a tus amigos con algunas de tus amigas en una dulce orgía de reencuentros post-funerarios (en especial gente con la que hubieses querido acostarte, pero que has dejado en bandeja de plata a tus otras amistades). Todos te lloran por un par de meses hasta que comienzan los matrimonios y los embarazos. Felicidades.

5. Tal vez eres tan pobre que no te alcanza ni para un buen suicidio.



Piensa que si no tienes una tina no te puedes cortar las venas, sin un automóvil no hay monóxido, sin buen transporte público no hay vías de tren (lanzarte a un coche en una avenida es poco eficaz), sin un apartamento no te puedes arrojar, sin piscina no te puedes ahogar y conseguir un revólver no siempre es tan fácil. Tal vez te toque vivir sólo para ganarte el dinero que necesitas para morir.
Tía Xime,
Disculpa, no quise hacerte sentir mal. Creí que con esa cara y a tu edad ya no tenías orgullo.
        http://tiaxime.com/consejos/5-razones-para-no-suicidarse/
Imagen de digiart2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario