miércoles, 29 de enero de 2014

La recalibración del amor

Kryon canalizado en vivo por Lee Carroll
Perth, Australia, 25 de marzo de 2012
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Se ha formulado la pregunta: ¿Qué viene ahora? Si esto es así, esta energía en la Tierra está empezando a cambiar incluso eso que realmente es la naturaleza humana. ¿Qué viene ahora? Si el alma vieja ha vivido durante eones en el planeta, quiere decir que aquí hay almas viejas que tienen que aprender a hacer algo diferente porque su experiencia en la vieja energía, sin importar cuánta, no las preparará para la nueva energía. De modo que esto no será automático: hay una curva de aprendizaje, incluso para las almas viejas. Y ese es el tema de todos estos años de enseñanza: que las cosas se están recalibrando. La esencia misma de las cosas que ven, que sienten, que comprenden tan bien, se está recalibrando. Las relaciones, de Humano con Humano, se están recalibrando. Aún lo que ustedes sienten que es su supervivencia está empezando a cambiar y ustedes se preguntan: ¿Qué puedo hacer? ¿Qué debo tener en cuenta? ¿Qué cambió? ¿A qué debo estar atento?
En primer lugar, tienen tiempo. No importa qué les digan, éste es un lento proceso de maduración y las enseñanzas continuarán a través de los años y se presentarán cosas nuevas, conceptos tal vez, que nunca habían pensado, e incluso habrá una recalibración en lo que llaman la Nueva Era. Y algunos de ustedes se ofenderán, porque dirán: “Estoy acostumbrado a hacer esto así. Este es mi concepto de mi sociedad con el Espíritu, este es mi concepto del amor.” Y cuando eso empiece a alejarse de ustedes y a construirse algo diferente ¿estarán preparados?  ¿Van a acompañarlo en lugar de oponerse?
kryon
Algo de lo que casi no hemos hablado es la recalibración del amor. La actitud del alma vieja, lo que podrías enfrentar que es diferente y que tal vez incluso no veas correctamente. De modo que la primera pregunta que hacemos es: ¿Hasta qué grado tolerarás el cambio? ¿Podrás cambiar tú con él, alma vieja? ¿O te mantendrás firme y dirás: “Esto es lo que esperaba y por tanto, es lo que haré.”? ¿Puedes despejar tu mente y decir: “No importa lo que haya tenido que pasar, no importa lo que pienso, estoy listo para lo que no conozco.”?  ¿Y aceptarlo, en lugar de criticarlo o rechazarlo, tragando saliva, como dicen, y pasar a eso para ver qué se siente?
Porque se les va a pedir eso, queridos Seres Humanos, especialmente a quienes se sientan en el salón, a quienes escuchan un mensaje como éste en sus vidas en este momento. Porque ustedes son los que harán la diferencia y plantarán las semillas. Si siguen el mismo rumbo en el que han estado, puede que no les sirva. Y estoy aludiendo a muchos aspectos, pero especialmente a la actitud. ¿Cómo ven el futuro? ¿Han prejuzgado lo que podría ser? ¿Tienen miedo de lo que podría ser? ¿O lo ven como lo vemos nosotros?
La Tierra había estado oscura durante mucho tiempo y las almas viejas empezaron a encender fósforos, una a una. Como dijimos antes, ese fósforo no es información, no es doctrina; es compasión. Por consiguiente, el fósforo es la luz de la compasión para la Tierra, empezando de a uno por vez para los que los rodean y que tal vez no sean de su agrado, Ustedes señalan el camino.
He aquí el tema que realmente queremos tratar: Durante 22 años, mi socio les describió nuestra relación, y ella empieza a recalibrarse. Hemos dicho estas palabras una y otra vez: Ustedes no están solos. ¡No están solos! ¡No están solos! Y para la mayoría de los Seres Humanos esto es insustancial. Se sientan dentro de un armario, a solas, repitiéndolo una y otra vez para creerlo, esperando sentir algo desde el otro lado del velo en momentos de tristeza y duelo y depresión e ira, y les resulta elusivo porque el velo ha estado espeso con una vieja energía, la vieja energía del padre, de la disciplina. Y eso está cambiando.
El maestro Jorge hizo un anuncio. La maestra Peggy lo mejoró. ¿Qué harían los padres si perdieran a sus hijos? Ellos creen que saben dónde están, pero no se dan por vencidos. No se rinden. La madre no se da por vencida porque ella está apegada, es la porción biológica, sus células son las células de sus hijos incluso mucho más que las paternas. Ella gestó a los niños, los amó aún antes de que tomasen su primer aliento y nunca los dejará ir. Y aunque haya un velo que la separe de sus hijos, ella está en la oscuridad, ellos no pueden hablarle, ella no puede hablarles. Pero si el velo se levantase aunque fuese levemente y ella pudiese oír sus gritos, ¿dónde creen que estaría la madre?  Estaría de rodillas, escuchando en la grieta del velo, dándoles aliento, diciéndoles que está en camino.
Quiero decirles que, metafóricamente, esto es lo que está ocurriendo en el planeta. Porque el velo empieza a levantarse levemente y para quienes no lo creen, he aquí lo que les diremos es el desafío actual: la recalibración del amor significa que eso está más accesible que nunca antes desde el otro lado del velo. Quédense en el armario si lo desean, solos y deprimidos. Y por primera vez, tal vez en largo tiempo, nos van a oír y nosotros vamos a oírlos y ustedes sentirán que estamos con ustedes más que nunca, nunca antes. Porque de repente la energía del planeta, que han creado durante estos eones de tiempo, empieza a darles fruto, porque ahora tienen ayuda. Mucho más grande que nunca antes; no hay que escalar una montaña, queridos, porque ahora tienen ayuda para subirla y los vamos a empujar hasta la cumbre si nos lo permiten.
Y éste es el mensaje del día. Es difícil de describir, está fuera de la 3D, pero les dice que no los vamos a dejar ir. Esto es el comienzo de lo que habíamos esperado, alma vieja, de lo que tú habías esperado, y no tienes que hacerlo sola. Hay un complemento adicional de la energía del amor que está empezando a infundirse básicamente en Gaia, de una forma que vas a sentir y la forma de saber que está allí es que estarás absolutamente seguro de que estamos a tu lado. Hay una diferencia, ¡una gran diferencia!
Los desafío a empezar a practicar esto, sabiendo que estamos allí, parados a su lado cuando están en problemas, cuando no saben qué decir, cuando no saben para dónde ir, ayudándolos a desarrollar la compasión, cuando antes sentían ira o resistencia, o drama. Y van a empezar a sentir que se atemperan sus reacciones ante cosas que antes los hacían enojar, situaciones que a menudo les causaban ansiedad. Serán neutrales.
Algunos de ustedes incluso dirán: “¿Qué me está pasando? Ya no estoy sintiendo esos sentimientos que tenía siempre antes. ¿Cuándo pasó esto?”  Entonces sabrán que yo tengo razón. Recordarán este día y este momento en que les dije cómo sería.
Vayan, métanse en el armario, cierren la puerta. Pero por primera vez, no podrán apagar la luz, porque la luz permanece con ustedes. Y somos nosotros; es la madre, de rodillas, gritando a través de la grieta del velo que se ha levantado, que dice: “¡Estamos aquí ahora!  ¡No te des por vencido!  ¡Sigue! Te estamos viendo. Estamos presionando.”  Y eso tendría que ser una buena noticia.
Esto es una recalibración de todo lo que ustedes habían esperado que sucediese. Una recalibración de lo que habían sido ustedes. No prejuzguen. No decidan qué significa. Muévanse en la dirección en que esperan que aquello que esa bueno y benevolente esté allí para ustedes. Y cuando eso suceda, sonrían y digan: “Sabía que sería así.” Y eso es diferente. Es diferente.
Esto es lo que enseñamos: A esperar lo inesperado, a estar en ciertos lugares a los que no habían planeado ir, con un propósito, a hacer cosas que tal vez nunca hicieron, anticipando una sincronicidad que nunca pensaron que podría darse. Eso es lo que crea luz.
¿Qué pueden hacer? Tolerancia. Esperar lo inesperado y pasar a algo que diríamos que no es tridimensional. Porque confiar en algo que no pueden ver o planear, no es una experiencia tridimensional. Es una experiencia en la que toman la mano del Espíritu y dicen: “Condúceme a través de esto.” Y entonces lo hacen. Y luego lo vuelven a hacer. Porque la primera vez funcionó, y luego lo hacen otra vez, y luego lo harán de nuevo. Esa práctica los llevará a donde se convertirá en su estilo de vida, confiando en aquello que no pueden ver para la supervivencia misma.
Tienes tiempo, querido, tienes tiempo. No te apures y hagas cosas a causa de esta reunión que no harías de ordinario; sé cauteloso y permite que algunas de estas cosas se asienten. Mira tu propia vida y verás qué está faltando. Ya lo sabes. Luego puedes actuar lentamente. Prueba las aguas, si lo deseas. Y te lo decimos con todo amor, porque sabemos cómo son las aguas; son diferentes, ya lo verás. (Kryon se ríe)
Entonces, queridos, éste es el mensaje del día, de parte de todos los maestros en este escenario, aún quienes nos brindan la música tienen este mensaje en su corazón y también son maestros. Váyanse de este lugar diferentes de como vinieron, y hagan que esto importe. Enciendan ese fósforo del que hablamos, en su actitud hacia quienes los rodean: lentos para la ira, rápidos para el amor.
Y así es.
Kryon

© Lee Carroll
<http://www.kryon.com/cartprodimages/download_Perth_12.html>
Titular en inglés: The recalibration of love
Traducción del audio: María Cristina Cáffaro
Edición: Susana Peralta
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll en español www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
               http://angelesamor.org/kryon/recalibracion-amor.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario