martes, 7 de enero de 2014

Ponga a Dios en el centro de su vida

Share Button
dios
«Sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto».
Sólo para acercarnos a este ideal de perfección divina que nos presenta Jesús, ¡cuánta ciencia hay que adquirir, qué disciplina hay que aceptar, cuántos esfuerzos hay que hacer cada día! Y esto es lo magnífico: estar siempre en movimiento, avanzar, escalar. Todo el sentido de nuestra existencia está inscrito en esta aspiración a la perfección divina; y no sólo el sentido de nuestra existencia actual, sino también el de todas las existencias futuras, durante toda la eternidad.
En cuanto ponemos a Dios en el centro de nuestra vida, Él participa en nuestras actividades; en cada una de nuestras manifestaciones, de nuestros pensamientos, de nuestros sentimientos, Él está ahí presente, aunque no lo sepamos, y recibimos de Él la fuerza, la alegría y la paz. Dios, que es el más lejano, y al mismo tiempo, el más próximo. El secreto de nuestro desarrollo reside en esta aparente contradicción: desde
el instante en que buscamos a Dios, que es inaccesible, impensable, inconcebible, Él ya está muy cerca de nosotros, está en nosotros.

Omraam Mikhaël Aïvanhov
           http://angelesamor.org/amor/dios-centro-vida.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario