martes, 11 de febrero de 2014

Consejos para ser feliz: cómo conocer tus emociones

Identificar tus emociones puede ser una gran herramienta para tu bienestar. / Foto: Thinkstock
Texto: Sofía Orsay

Nuestras emociones son súper importantes al momento de enfrentar los desafíos cotidianos. Cuando nos sentimos bien, podemos encarar la tarea más difícil con energía y actitud positiva, pero si estamos tristes o deprimidos ni las actividades más agradables nos generan entusiasmo. Descubre cómo identificar tus emociones y aprende a “cambiarlas” para sentirte mejor.

El psicólogo y científico del comportamiento Paul Ekman, tras analizar a miles de personas de varias culturas, definió seis emociones básicas: felicidad, tristeza, enojo, miedo, sopresa, y disgusto, según señala el sitio Education Portal. Pero como explicó a la revista Psychology Today, Susan Krauss Whitbourne, profesora de psicología de la Universidad de Massachusetts Amherst, cómo y cuándo cada uno de nosotros expresa estas emociones depende de las normas de nuestras culturas.

Pero no todo es tan simple. El neurocientífico Richard Davidson ha desarrollado, tras cuatro décadas de investigación, lo que él llama “estilos emocionales”, de los que se pueden identificar también seis. Como comentó en entrevista con Monitor (publicación de la Asociación Americana de Psicología), estos estilos no hablan de los sentimientos clásicos, pero son fundamentales para entender nuestras emociones, y poder cambiarlas, cuando se requiera.


Los estilos son:

Resiliencia. El concepto se refiere a cuán rápido, o cuán lento, nos recuperamos de las adversidades.

Perspectiva. Tiene que ver con nuestra tendencia de ver el mundo positivamente, con lentes color de rosa o no.

Intuición social. Se refiere a nuestro grado de exactitud al decodificar las emociones de los demás, expresadas en señales no verbales.

Autoconocimiento. Trata de nuestra habilidad para decodificar los signos de emoción de nuestro cuerpo, como la velocidad del latido del corazón, transpiración, y tensión muscular.

Contexto o sensibilidad al entorno. Mientras algunas personas adaptan sus respuestas emocionales para que sean apropiadas al contexto (por ejemplo, no respondiéndole a su jefe de la misma manera que lo harían con su esposo), a otras personas les cuesta más distinguir.

Atención. De acuerdo con Davidson, los estímulos emocionales nos atraen naturalmente. Una persona dispersa es atraída por estos estímulos en el ambiente, mientras que una persona más enfocada puede resistirlos, apuntando su atención voluntariamente.

Según Davidson, todos tenemos estos estilos emocionales, pero a veces, debemos modificar alguno. Si notamos que, por ejemplo, no prestamos atención al contexto en que expresamos nuestras emociones, podremos intentar enfocarnos más para hacerlo de manera apropiada.

O bien, si nos cuesta identificar nuestros sentimientos, y no nos damos cuenta que estamos enojados hasta que nos encontramos gritando, podríamos concentrarnos en mejorar nuestro autoconocimiento, estando más alertas a los signos de nuestro cuerpo. Intenta reconocer cómo te comportas según los estilos emocionales ¡y ajusta lo necesario!

Entender nuestras emociones puede ser difícil, pero ¡vale la pena! Así podemos sentirnos y relacionarnos mejor.

¿Qué te parece?

PARTICIPA

Distinguir nuestras emociones es una parte importante de nuestro desarrollo personal. ¿Cuál de los estilos que plantea Richard Davidson puedes reconocer más fácilmente en ti mismo?
¿En qué momentos de tu vida lo has hecho? Cuéntanos tu experiencia.
            http://es-us.mujer.yahoo.com/blogs/feliz-soy/consejos-para-ser-feliz-como-conocer-tus-emociones-174521132.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario