miércoles, 5 de febrero de 2014

SEAMOS COMO LAS LUCIÉRNAGAS

SEAMOS COMO LAS LUCIÉRNAGAS
 
Una luciérnaga no alumbra todo su camino pero todas las luciérnagas estrellan una noche.
Como un tácito acuerdo cuando unas luciérnagas se encienden otras se apagan.
 
Cuando se apaga un pensamiento se enciende otro para que no te quedes a oscuras.
Un sapo se traga a la luciérnaga, pero no queda iluminado.
 
Los pensamientos del sabio se apagan en el buche del tonto.Los pensamientos de los hombres son como las luciérnagas, mientras vuelan en libertad iluminan toda la noche, pero si los aprisionas se apagan.
 
La luciérnaga que prende su luz se arriesga a ser descubierta y devorada por sus enemigos.
Así le sucede al hombre que se anima a decir en voz alta su propio pensamiento.
 
Cuando es de día las luciérnagas duermen apagadas.
El hombre sabio calla lo que piensa cuando es inútil decirlo.
Si todos los animales noctámbulos iluminaran como la luciérnaga, se acabarían las noches.
Si todos los hombres iluminaran con su propia luz se acabaría la oscuridad.
 
Hay hombres que son como las luciérnagas: iluminan con su propia luz, intermitente y pequeña.
Hay hombres que son como la luna: iluminan con luz fuerte y constante pero ajena.
 
No desprecies la luz de la luciérnaga porque es un insecto pequeño. Ni dejes de valorar lo que piensa el hombre porque no tiene títulos ni dinero.
Anímate a ser como la luciérnaga. Y descubrirás que en tu vida hay un poco de luz para iluminar a los otros.
 
Zenaida Bacardi    
 
HOY SERÉ DUEÑO DE MIS EMOCIONES
 
Hoy seré dueño de mis emociones:
 
    Si me siento deprimido, cantaré.    Si me siento triste, reiré.    Si me siento enfermo, redoblaré mi trabajo.    Si siento miedo, me lanzaré adelante.    Si me siento inferior, vestiré ropas nuevas.    Si me siento inseguro, levantaré la voz.    Si siento pobreza, pensaré en la riqueza futura.    Si me siento incompetente, recordaré éxitos del pasado.    Si me siento insignificante, recordaré mis metas.
 
Hoy seré dueño de mis emociones:
 
    Si se apodera de mí la confianza excesiva, recordaré mis fracasos.    Si me siento inclinado a entregarme con exceso a la buena vida, recordaré hambres pasadas.    Si siento complacencia, recordaré a mis competidores.    Si disfruto de momentos de grandeza, recordaré momentos de vergüenza.    Si me siento todopoderoso, procuraré detener el viento.    Si alcanzo grandes riquezas, recordaré una boca hambrienta.    Si me siento orgulloso en exceso, recordaré un momento de debilidad.
    Si pienso que mi habilidad no tiene igual, contemplaré las estrellas.
 
Hoy seré dueño de mis emociones:
 
    Hoy seré dueño de mis emociones. Y con este nuevo conocimiento comprenderé también y reconoceré los estados de ánimo de aquel a quien visite.
    Toleraré su enojo y su irritación de hoy porque no sabe el secreto de dominar su mente.
    Puedo resistir sus insultos porque ahora sé que mañana cambiará y será un gozo visitarlo.    Dominaré mis estados de ánimo mediante una acción positiva, y cuando haya dominado mis estados, controlaré mi destino.
    En definitiva, hoy seré dueño de mis emociones.  Seré dueño de mí mismo.
 
Og Mandino    
 
Un Abrazo, que Dios te bendiga, te muestre su rostro, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;
 
          
BeatrizMedellín - Colombiasemillasdevida@pymex.net
®. Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario