martes, 24 de julio de 2018

Punto de equilibrio

 Punto de equilibrio
Artículo publicado por Merlina Meiler
 Categorías: Superación personal
Se producen desarreglos inesperados en distintos aspectos de nuestra vida. Una enfermedad, un síntoma recurrente, la imposibilidad de tener una pareja estable o de conservar un trabajo…
 El que piensa que tiene todo solucionado y bajo control “que arroje la primera piedra”.
 Cuando el problema se hace palpable al extremo de interrumpir en algún grado nuestras actividades cotidianas o de no dejarnos alcanzar lo que tanto anhelamos, lo primero que solemos hacer es enfocarnos en qué lo provocó.
 Algunas veces, esto es evidente. Y nos ayuda a encontrar una solución (pasajera o definitiva) a lo que nos acaece.
 Otras, por más que buceemos (con o sin ayuda externa), sentimos que no damos con la tecla en lo que lo provoca.
Pero no siempre es esencial dilucidarlo. Por eso, mi propuesta hoy para mejorar tu calidad de vida y para minimizar o eliminar los trastornos que te están molestando es que busques tu punto de equilibrio.
ENCUENTRA TU PUNTO DE EQUILIBRIO
 Hay un lugar dentro de ti que es una fuente de todo lo que está bien. Allí reinan la tranquilidad y la buena salud. En algún momento, así fue tu vida.
 En este instante no importa qué te apartó de ese punto, sino que te vuelvas a encontrar con él. En el sitio en el que estás leyendo estas líneas, respira pausadamente.
 Nadie a tu alrededor notará que me estás acompañando a hallar ese centro interior desde el que todo fluye de la mejor manera, incluidos tú, tus emociones y tus decisiones.
 Si sigues respirando lentamente, irás entendiendo cuál es tu punto de equilibrio, desde dónde provienen tu fuerza y tu inteligencia para abordar lo que se te presenta y cómo conectarte con esa energía.
Probablemente no sea algo que puedas describir en su totalidad con palabras, ya que se trata de sensaciones, de imágenes, incluso de palabras que van apareciendo.
Solo tú tienes acceso a él. Independientemente de la situación en particular que estés transitando, allí puedes sentir cómo te aquietas y piensas con mayor claridad.
También notarás que es un espacio al que puedes acceder cuando y donde quieras.
 Allí te sientes seguro, confiado, en plenitud.
 Desde este punto de equilibrio, entenderás que siempre la vida te da un respiro para que puedas seguir avanzando con las energías renovadas.
 http://www.mejoraemocional.com/superacion-personal/punto-de-equilibrio/

El tiempo es absoluto / De tu lado con Alex

El tiempo es para algunos algo preciado, para otros es desperdiciado. ¿Para usted qué es?
 Por: Alexandra Pumarejo 
El tiempo es para algunos algo preciado, para otros es desperdiciado.
 Para los enamorados es eterno, para los enfermos es escaso. Para la juventud no tiene límites y para los ancianos parece no tener principio.
 Para los ocupados está lleno de ruido, para los iluminados es abundante en silencio. Para los soñadores es gozado, para los racionales es contado. Para los tristes es interminable, para los felices es inagotable. 
El tiempo parece relativo, pero la verdad es que es absoluto. 
 El día tiene las mismas 24 horas para todo el mundo, los meses los mismos días y los años los mismos meses. El reloj no favorece a los más ricos ni les da ventaja a los privilegiados.
 El tiempo no reconoce género, raza ni país de origen. Lo que marca radicalmente la diferencia es el uso que le damos en esta tierra. Cuando decimos “no tengo tiempo” debemos reflexionar que con las mismas horas y minutos que tenemos nosotros, Benjamin Franklin inventó la electricidad; los hermanos Wright, el avión; Gandhi liberó a su pueblo y Nelson Mandela –a pesar de permanecer 27 largos años en la cárcel– logró abolir el apartheid y cambiar el mundo. 
 ¡Qué ridículos nos debemos sentir cuando optamos por no hacer las cosas realmente importantes en la vida… porque el “tiempo no nos alcanza”! Debemos pensar muy bien antes de dejar de pasar tiempo con nuestros seres queridos o rendirnos a no seguir con fervor nuestros sueños porque consideramos que las horas del día no nos dan. 
Lo que sí es absolutamente cierto del tiempo es que cuando pasa, se fue. No hay dinero, lamentación o deseo que lo retorne. No hay manera de echar el reloj para atrás. Cuando la arena pasó al otro lado, ahí se quedó para la eternidad.
 Por eso les pregunto hoy: ¿en qué están invirtiendo su valioso tiempo? ¿Es para ustedes una inversión o, por el contrario, un gasto? 
 ¿Mirarán hacía atrás con recuerdos gratos y con el corazón satisfecho o con la sensación de no haber aprovechado al máximo la vida? 
Lo maravilloso de este análisis es que la decisión es solo de ustedes y la pueden tomar ya mismo tan pronto terminen de leer este texto. Efectivamente, la mala noticia es que el tiempo vuela y pareciera que cada día más, pero la buena noticia es que ustedes son el piloto. ¿Qué están esperando? ALEXANDRA PUMAREJOEn Twitter: @detuladoconalex http://www.eltiempo.com/vida/ciencia/como-hacer-un-buen-uso-del-tiempo-de-tu-lado-con-alex-238992

jueves, 19 de julio de 2018

‘Yo soy’

‘Yo soy’ / De tu lado con Álex

Las palabras tienen un poder. Si queremos cambiar nuestra realidad debemos cambiar nuestro ‘yo soy’.
Ejercicios de meditación
No estaríamos obligados a justificarnos, porque creemos en nosotros mismos.
Foto:
123RF


Wayne Dyer, autor metafísico a quien admiro profundamente, afirma que todo lo que uno se dice a sí mismo, después de ‘yo soy’, es lo que nos define la vida. Por ejemplo, si uno se dice ‘soy incapaz’, fracasará antes de comenzar cualquier proyecto. Si uno se dice ‘soy furioso’, la dulzura jamás saldrá. Él sostiene, como tantos sabios, que los pensamientos pueden ser el arma más aniquiladora o la herramienta más efectiva para crear nuestra realidad, y que esas palabras que vienen después de ‘yo soy’ son las más efectivas y potentes.
Me pareció brillante la teoría, y decidí ponerla en práctica. Pasé unos días tomando atenta nota mental de cómo me calificaba en diferentes escenarios. Y lo que escuché no fue bonito. Cada vez que me equivocaba de ruta y encontraba un trancón, pensaba: ‘Soy una imbécil’. Y en las mañanas en que no era capaz de levantarme a meditar, me decía: ‘Soy una perezosa’. En una reunión con mi contadora, en la cual me explicaba las normas tributarias y yo no entendía nada, me repetía: ‘Soy negada’. Y al verme en el espejo con más canas me decía: ‘Soy vieja’. Entonces, si yo creo en lo que el gran Wayne Dyer afirma y hoy me preguntaran cómo me defino, debería decir: ‘Soy vieja, imbécil, negada...’.

Si la mayoría de nosotros hiciéramos un inventario de nuestros pensamientos, apostaría a que, en general, nos hemos acostumbrado a alimentar y a creerles a los negativos, tendiendo a obviar los positivos. Quizá por esto vivimos en medio de tanta belicosidad y con la falsa noción de que no somos suficientes.

¿Qué pasaría si nos creemos la idea de que somos amorosos, inteligentes, atractivos, afortunados y, ante todo, merecedores, y actuamos acordemente? Nuestro actuar sería muy diferente. No tendríamos que reaccionar impulsivamente a cuanta agresión nos lanzan, porque sabríamos que no es cierto.

No estaríamos obligados a justificarnos, porque creemos en nosotros mismos. No toleraríamos que nadie nos maltratara en lo personal o profesional, porque sabemos y valoramos quiénes somos. Jamás intentaríamos ser superiores a los demás; por el contrario, nos esmeraríamos por ser nuestra propia mejor versión.http://www.eltiempo.com/vida/salud/yo-soy-de-tu-lado-con-alex-244866

Las palabras tienen un poder astronómico, y si queremos cambiar nuestra realidad debemos cambiar nuestro ‘yo soy’.

ALEXANDRA PUMAREJO

lunes, 26 de marzo de 2018

8 pasos para entender que no eres importante para tu pareja

8 pasos para entender que no eres importante para tu pareja

pareja
Por más que te digan que el amor es complicado, no es así. El amor es simple, es don, por eso va más allá de cualquier persona y engloba a toda vida. Esa es la razón por la que filósofos, metafísicos e inclusive maestros y santos hablan de amor incondicional.
Amor incondicional hacia el cosmos, el universo, la tierra, el aire, el agua, el fuego, toda la atmósfera que rodea al planeta, así como los minerales, las plantas, los animales y los seres humanos. Nada queda fuera de él, porque de él todo nace, dicen ciertas corrientes de filosofía oriental.
Cuando ese amor se convierte en propiedad, es cuando pueden aparecer los problemas. Cuando crees que tu pareja es tuya y que debe cumplir con los requisitos que te has impuesto internamente. O más aún, con las exigencias que culturalmente se supone que tiene que tener una buena relación.
Ten presente que una buena relación se basa en la confianza de los dos y sobre todo en el conocimiento del otro. Por supuesto que para conocer a tu pareja, debes conocerte y amarte tú primero.
Es por eso, que, si estás en una relación y experimentas ciertas conductas que no te hacen feliz, enciende tu alerta. Porque algo anda mal. Eso puede suceder por múltiples razones, pero una de ellas puede ser que tu pareja no considera a la relación como importante y acabe convirtiéndose en una relación tóxica.
Para saber si esto es así, aquí te enumeramos una serie de indicios a tener en cuenta.

Las conductas de desamor

1. No quiere pasar tiempo contigo

Cuando amas a la otra persona, lo primero que quieres es pasar todo el tiempo que puedas con ella. Te haces un espacio para estar con el otro, al margen del trabajo, compromisos y familia.
Si esto no es así y casi siempre tiene una excusa para no encontrarse porque tiene reuniones o diversos compromisos, es señal de que no quiere estar contigo.
También suele ocurrir que se encuentran solo cuando el otro quiere de acuerdo a sus tiempos y comodidades.

2. No eres parte de sus relaciones ni de sus actividades de vida

Es común que en todas las salidas que hace, nunca vas con tu pareja. De modo que no conoces a sus amigos, ni participas en sus eventos sociales. Tampoco te acompaña si eres tú quien tiene algún cumpleaños de un amigo, o un casamiento.
Así mismo, y esta es una de las formas más duras de enterarse, es haberte llevado a un evento y minimiza tu presencia allí o ni te presenta.
Igualmente puede suceder que no te comente cosas que son importantes en su vida tales como un ascenso en el trabajo, un aumento de sueldo o una salida con amigos.
Todo esto no hace más que señalar que esa persona por la que suspiras no tiene interés en compartir su vida contigo.

3. No le interesa saber de ti

Siempre eres tú quien debe llamar y preguntar cómo está, cuando no se ven. Y si se ven eres tú quien pregunta cómo le fue, qué piensa, cómo se siente, lo que seguramente no va a contestar muy puntualmente, porque no tiene interés de que lo sepas.
Por su parte, jamás te va a interrogar sobre lo que haces ni detalles de tu vida. Serás tú quien tenga que decírselo. Sin embargo, pocas veces los recordará.

4. No interactúa ni responde mensajes

Es común que le envíes mensajes de texto o algún WhatsApp, que ni siquiera los mire o que los conteste mucho después. Es normal que a veces esto ocurra si se está muy ocupado o en alguna situación que no se puede responder.
Pero si esto es lo habitual, es señal de que no te considera importante en su vida, ya que cuando realmente amas a tu pareja quieres saber y comunicarte con ella.

5. No te incluye en sus decisiones ni respeta tus opiniones

Si bien lo normal en una relación es que cada uno de los miembros tenga su independencia, hay determinadas decisiones que se toman consultando con la persona que amas. Por confianza, porque sabes que siempre buscará tu beneficio.
El no hacer esto implica que no te tiene confianza, o que piensa que no puedes aportar algo positivo a sus problemáticas. Además puede significar que no respeta tus opiniones.

6. La relación se mantiene gracias a ti

Una relación de pareja se construye de a dos. Si, en cambio, sientes que solo existe porque te esfuerzas para que continúe, es probable que estés cargando con responsabilidades que no son tuyas.
Si al mismo tiempo dejas de lado tu propia vida: como estar a determinados horarios para esperarlo por si viene. O cancelas salidas con tus propios amigos porque esperas que te llame, es obvio que estás poniendo mucha energía en una relación que no es recíproca.

7. Si lo encaras, reacciona

Cuando te decides a confrontarlo por su falta de compromiso en la relación o su falta de atención, inmediatamente reacciona o “se ofende”. Lo primero que te dicen es que esperas mucho de su parte, que necesitas mucha atención. Te aconseja que hagas algunas actividades para no estar tan pendiente de su conducta.
Y cuando insistes en que no es eso, sino que sientes que tendrían que estar juntos más tiempo, o profundizar la relación, te sorprende con frases como: “ahora no quiero tener una relación seria, pero la que tenemos está genial”; o “no podemos estar juntos ahora”.

8. Sientes tristeza e incomodidad

La mejor manera de saber si para tu pareja eres una prioridad o no, es ver qué es lo que sientes.
Si es habitual que estés triste, sintiendo que la relación está llena de dudas, incertidumbre e incluso, celos, lo recomendable es terminar.
Aunque parezca muy duro, lo mejor es hablar con la otra persona y distanciarse. Uno y otro merecen tener una relación que los haga felices.

via    https://psicocode.com/pareja/8-pasos-entender-eres-importante-pareja/

¿Cuándo se aburren las mujeres de tener sexo con su pareja?

¿Cuándo se aburren las mujeres de tener sexo con su pareja?
 Cuando se lleva un largo tiempo con una misma persona, en una pareja puede suceder que la pasión se vaya atenuando, que el apetito sexual decaiga y que las relaciones íntimas pasen a ser una práctica rutinaria. Con los años, el sexo se transforma y deja de ser igual que como era al inicio de la relación.
  Un estudio realizado en Canadá afirmó que las mujeres son más propensas de aburrirse antes que los hombres en la cama. Aquel trabajo publicado en la revista Journal of Sex & Marital Therapy concluyó que las ganas femeninas decaen mes a mes dentro de una relación, tras exhaustivas encuestas y ensayos en los que participaron 85 parejas heterosexuales.
 Tomando como referencia esta y otras investigaciones, un equipo de científicos británicos efectuó un nuevo estudio, publicado en la revista BMJ Open, en pos de precisar en cuánto tiempo aproximado puede llegar a producirse la falta de interés, además de conocer los factores asociados que pueden influir en ello y cómo estos varían según el género. Los especialistas entrevistaron a 4 839 hombres y 6 669 mujeres (de entre 16 y 74 años) que habían tenido al menos una pareja sexual durante el último año. De ellos, el 34% de las mujeres reveló que su interés por el sexo se reducía en una relación larga, aproximadamente después de un año. Por el lado de los hombres, la tendencia fue mucho menor, ya que solo el 15% de los consultados respondió del mismo modo. 
 En concreto, después del primer año de relación, las mujeres se aburren de tener relaciones sexuales con su pareja y muestran cuatro veces menos interés por el sexo que las que llevan menos tiempo comprometidas. La escasa disponibilidad, la performance o la poca creatividad pueden ser determinantes. Pero para los expertos, la mala salud física y mental, la mala comunicación y la falta de conexión emocional durante el sexo fueron las principales razones por las que los analizados perdieron interés.
 También en el caso particular de las mujeres, la disminución de la libido se vio influenciada por la presencia de niños menores de cinco años en el hogar. Y los investigadores de la Universidad de Southampton y la University College de Londres sostuvieron además que no observaron pruebas de que la menopausia fuese un factor. Según los resultados, la falta de interés para los hombres fue mayor entre los de 35 y 44 años, punto en el que para las mujeres alcanzó el máximo entre los 55 y 64. El rango etario es clave para la reducción de la actividad sexual. Por ejemplo, los participantes de entre 18 y 29 años mantenían un promedio de 112 actos sexuales por año. Los encuestados de 30 a 39 años, tenían sexo 86 veces al año, mientras que los situados en la franja de edad entre los 40 y los 49 años, lo hacían unas 69 veces. 
 Cynthia Graham, profesora de salud sexual y reproductiva en la institución de Southampton y líder de la investigación, dijo que los hallazgos aumentaron la comprensión de la carencia del deseo en el sexo y en cómo tratarlo. "Esto pone de relieve la necesidad de evaluar y, si es necesario, tratar los problemas del deseo sexual de una manera holística y específica de la relación, así como de género", señaló.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/afull/mujeres-sexo-pareja-aburrimiento-relaciones.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

¿Cuándo se aburren las mujeres de tener sexo con su pareja? Cuando se lleva un largo tiempo con una misma persona, en una pareja puede suceder que la pasión se vaya atenuando, que el apetito sexual decaiga y que las relaciones íntimas pasen a ser una práctica rutinaria. Con los años, el sexo se transforma y deja de ser igual que como era al inicio de la relación. via GIPHY Un estudio realizado en Canadá afirmó que las mujeres son más propensas de aburrirse antes que los hombres en la cama. Aquel trabajo publicado en la revista Journal of Sex & Marital Therapy concluyó que las ganas femeninas decaen mes a mes dentro de una relación, tras exhaustivas encuestas y ensayos en los que participaron 85 parejas heterosexuales. Tomando como referencia esta y otras investigaciones, un equipo de científicos británicos efectuó un nuevo estudio, publicado en la revista BMJ Open, en pos de precisar en cuánto tiempo aproximado puede llegar a producirse la falta de interés, además de conocer los factores asociados que pueden influir en ello y cómo estos varían según el género. Los especialistas entrevistaron a 4 839 hombres y 6 669 mujeres (de entre 16 y 74 años) que habían tenido al menos una pareja sexual durante el último año. De ellos, el 34% de las mujeres reveló que su interés por el sexo se reducía en una relación larga, aproximadamente después de un año. Por el lado de los hombres, la tendencia fue mucho menor, ya que solo el 15% de los consultados respondió del mismo modo. via GIPHY En concreto, después del primer año de relación, las mujeres se aburren de tener relaciones sexuales con su pareja y muestran cuatro veces menos interés por el sexo que las que llevan menos tiempo comprometidas. La escasa disponibilidad, la performance o la poca creatividad pueden ser determinantes. Pero para los expertos, la mala salud física y mental, la mala comunicación y la falta de conexión emocional durante el sexo fueron las principales razones por las que los analizados perdieron interés. También en el caso particular de las mujeres, la disminución de la libido se vio influenciada por la presencia de niños menores de cinco años en el hogar. Y los investigadores de la Universidad de Southampton y la University College de Londres sostuvieron además que no observaron pruebas de que la menopausia fuese un factor. Según los resultados, la falta de interés para los hombres fue mayor entre los de 35 y 44 años, punto en el que para las mujeres alcanzó el máximo entre los 55 y 64. El rango etario es clave para la reducción de la actividad sexual. Por ejemplo, los participantes de entre 18 y 29 años mantenían un promedio de 112 actos sexuales por año. Los encuestados de 30 a 39 años, tenían sexo 86 veces al año, mientras que los situados en la franja de edad entre los 40 y los 49 años, lo hacían unas 69 veces. via GIPHY Cynthia Graham, profesora de salud sexual y reproductiva en la institución de Southampton y líder de la investigación, dijo que los hallazgos aumentaron la comprensión de la carencia del deseo en el sexo y en cómo tratarlo. "Esto pone de relieve la necesidad de evaluar y, si es necesario, tratar los problemas del deseo sexual de una manera holística y específica de la relación, así como de género", señaló.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/afull/mujeres-sexo-pareja-aburrimiento-relaciones.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

Ventajas y desventajas de vivir solo



Ventajas y desventajas de vivir solo

 por Merlina Meiler

 
Cada vez más personas adultas prefieren vivir solas. Creo que el éxito de esto radica en el nivel de dependencia/independencia que tengan. Además, conocer la soledad nos prepara de mejor manera para una vida futura en pareja. Me parece importante resaltar las ventajas y las desventajas que esto presenta.
Ventajas:
Nadie controla nuestros horarios y no tenemos que dar explicaciones de lo que hacemos o dejamos de hacer (¿esto siempre nos gusta?)
Limpiamos y cocinamos cuando queremos
Decoramos y le damos al lugar la apariencia que deseamos, sin precisar ponernos de acuerdo con nadie.
Ocupamos la totalidad de los closets (placares), cajones, armarios y todos los espacios libres.
Si tenemos pareja, no verse un par de días suele aumentar el deseo de volver a verse.

Desventajas:
Llegamos a nuestra casa y está vacía: no tenemos con quién hablar de lo que nos pasó durante el día, nos falta contención afectiva (según varios estudios, compartir nuestras tribulaciones diarias reduce el estrés).
Nos hacemos cargo de todos los gastos del hogar.
Comemos siempre solos.
Algunos nos volvemos más maniáticos con nuestras cosas, y cada vez nos molesta más lo que consideramos desorden ajeno (muchas veces, solo es un orden distinto).
Somos responsables de absolutamente todo lo que implica el manejo de una casa (ir al súper, lavar la ropa, encargarnos de las pérdidas de gas o de las filtraciones de agua).
Hay mayor tendencia a estar tristes. En ciertos momentos sentimos que nos falta algo, añoramos la compañía de otras personas, o de ese ser tan especial que vive en otro lugar…
Sinceramente, por más que en ciertos momentos haya roces o que sea preciso ponerse de acuerdo en muchos temas cotidianos, para mí, sigue siendo la mejor opción compartir la vida; creo que nada se compara a la magia de despertarnos y ver la cara de nuestro ser amado a poquitos centímetros de donde estamos.

¿Prefieres vivir solo o en pareja?

via  http://www.mejoraemocional.com/general/ventajas-y-desventajas-de-vivir-solo/

¿Tu pareja te ignora por usar su celular?

¿Tu pareja te ignora por usar su celular?

Artículo publicado por Merlina Meiler

phubbing
Según recientes estudios, el uso excesivo de estos dispositivos genera relaciones menos felices.
Este es un artículo escrito por Lesley Alderman y publicado en THE NEW YORK TIMES
Una canción popular de Lost Kings pregunta: “¿Por qué no sueltas ese maldito celular?”
Tenemos una relación íntima con nuestros celulares. Dormimos con ellos, comemos con ellos y los llevamos en nuestros bolsillos. Los revisamos, en promedio, 47 veces al día… aunque si su dueño tiene entre 18 y 24 años el número asciende a 82 veces, según datos recientes.
A los celulares los amamos por buenos motivos: nos dicen el clima, la hora del día y cuántos pasos hemos dado. Nos consiguen citas (y sexo), nos entretienen con música y nos conectan con amigos y familiares. Responden a nuestras preguntas, además de aliviar la soledad y la ansiedad.
Pero el amor a los celulares puede ser excesivo, tanto es así que es posible que interfiera con el amor humano, aquella intimidad tradicional y cara a cara con aquel a quien llamamos pareja, cónyuge, amante o persona especial. El conflicto entre el amor al celular y el amor humano es tan común que tiene su propio léxico: phubbing. En inglés se utiliza cuando estás ignorando a tu pareja por usar el celular.
“Una clave para una relación saludable es estar presente”, dice James Roberts, autor de Too Much of a Good Thing: Are You Addicted to Your Smartphone… Cuando tu pareja revisa constantemente su celular, está enviando un mensaje implícito de que el aparato (o lo que está viendo en él) es más interesante que tú”.
En un estudio publicado en 2016 en la revista Psychology of Popular Media Culture, el 70 por ciento de las mujeres opinaron que los teléfonos inteligentes estaban afectando negativamente su relación. Más de un tercio de las 143 mujeres que participaron en la investigación dijeron que su pareja respondía a las notificaciones mientras conversaban y una de cada cuatro mencionó que su pareja enviaba mensajes de texto durante la charla. Un dato adicional es que las mujeres que reportaron altos niveles de phubbing estaban menos felices con su relación y su vida en general.
Poner límites
Pero no solo las mujeres se sienten ofendidas. Roberts, quien también es profesor de marketing en Baylor University, les preguntó a 175 hombres y mujeres sobre el uso que sus parejas le dan al teléfono inteligente. Casi la mitad de los encuestados, el 46 por ciento, reportó que sus parejas los ignoraban por usar el celular. La gente que reportó niveles más altos de phubbing también informó sobre niveles más altos de conflicto en la relación.

“La gente está comenzando a darse cuenta de que hace falta algo”, dijo Sherry Turkle, una profesora de tecnología en MIT y autora de Reclaiming Conversation: The Power of Talk in a Digital Age. “No saben qué hacer al respecto, pero están abiertos al cambio”.
Judith Bell, experta en desarrollar y capacitar en herramientas de liderazgo y cofundadora de Relationships That Work en Novato, California, se ha dado cuenta de que sus clientes están comenzando a respetar los límites de uso del celular. “Ahora apagan sus celulares cuando están en sesión. Hace unos años, dejaban que los interrumpieran”.

Si te estás sintiendo frustrado por la interferencia del celular en tu relación, habla con tu pareja, pero sé positivo. “Enfatiza los beneficios de estar más conectado”, dijo Bell. En vez de dictarle a tu pareja lo que debe o no debe hacer, intenta con un acercamiento como este: “Me encanta hablar contigo, pero cuando estás revisando constantemente tu celular es difícil tener una buena conversación”.
Diversos investigadores estudiaron cómo los teléfonos celulares afectaban las conversaciones entre dos personas. Cuando un teléfono estuvo presente durante una conversación, las parejas calificaron la conversación como menos satisfactoria y reportaron menos sentimientos de preocupación empática que cuando los teléfonos estaban ausentes.
“El gran problema es que la gente no habla lo suficiente sobre estos temas”, dijo Daniel Ellenberg, psicoterapeuta y socio de Bell en Relationships That Work. “Necesitamos abrir las relaciones sociales”.
Con nuestra búsqueda de conexiones a través de la tecnología, estamos alejando a nuestras parejas e interrumpimos una suerte de conexión biológica de banda ancha. Las parejas necesitan formar una alianza y decidir juntos cuáles son las nuevas reglas.
Un buen consejo es decidir en conjunto qué áreas de la casa, como el dormitorio y la cocina, deben ser libres de tecnología o establecer horarios. Otra posible solución es eliminar el uso del celular en el auto para aprovechar este tiempo hablando con tu pareja acerca de lo que estés pensando.

via   http://www.mejoraemocional.com/general/tu-pareja-te-ignora-por-usar-su-celular/

4 momentos claves que atraviesan las parejas que duran muchos años

4 momentos claves que atraviesan las parejas que duran muchos años

Los embarazos, la evolución de la sexualidad, la seguridad legal -a veces falsa- que impone un matrimonio, las infidelidades, la ida de los hijos de la casa y otros momentos que marcan la vida y las etapas del amor a largo plazo. 
Pareja.
Pareja.
Estar enamorado podría definirse como ese estado de maravillosa locura en el que aseguramos que el otro está hecho a la medida de nuestros sueños. Son momentos inolvidables, pero –ése es nuestro destino- tarde o temprano a todos llega el momento doloroso de despertar del sueño. Los que lo aceptan y se recuperan, los más afortunados, consiguen convertir la desidealización en amor adulto.

Todas las parejas prolongadas, las que ya llevan varias décadas de unión, pasaron por esta suerte de ritual de iniciación. También descubren que lo que sigue luego es mucho más complejo y sutil: conducir el vínculo a lo largo de las transformaciones que nos impone el tiempo. Pablo Neruda lo decía con claridad: “Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos”; en otras palabras, somos aquellos dos que alguna vez nos enamoramos, pero ya no somos las mismos personas. Repasemos por qué.

1. El nacimiento de los hijos impone dos cambios enormes: el paso de ser hijo a ser padre, y la presencia demandante de un tercero (el bebé) en un vínculo que, hasta aquí, era de dos. Es el momento en que pueden surgir los celos, el sentimiento de exclusión y, en ocasiones, alguna infidelidad. Los hijos son el primer desafío de la madurez.
2. El período de la vida que va de los cuarenta a los cincuenta años de edad suele ser decisivo para el futuro de estas parejas. Llega el primer balance serio de la vida y con él la inevitable conciencia de los límites. ¿Qué tengo, cuánto conseguí en el amor, la familia, el trabajo? El recuento de logros y frustraciones con frecuencia conduce a crisis personales y vinculares. De ahí que sea un período con alta incidencia de engaños y divorcios. Superar estas dificultades exige honestidad, una dosis de coraje y –sobre todo- poder poner el proyecto común por encima de las heridas narcisistas.
3. La adolescencia y creciente autonomía de los hijos, así como la eventual muerte de los propios padres impactan en planos emocionales diferentes, pero convergen en un punto común: el alejamiento de la juventud y el definitivo ingreso en la madurez. Son procesos personales que combinan serenidad, satisfacción y duelos, y que, al ser siempre a destiempo del otro, requieren cada uno a su turno, de la comprensión y apoyo de la pareja.


4. La evolución de la sexualidad. Hay un lugar común que afirma que el matrimonio inevitablemente sofoca el deseo. Es un prejuicio, pero es necesario estar advertido: el erotismo resiste al tiempo, pero no al abandono. Por sobre los cambios que los años imponen a los cuerpos será necesario que cada pareja encuentre su propio ritmo y estilo para conservar un espacio de seducción y fantasía compartida. Lo contrario transforma un vínculo sexuado en fraterno y abre el camino para nuevas dificultades.
Respeto, tolerancia, lealtad y solidaridad. Virtudes, fáciles de enumerar (no tan fáciles de lograr) que siempre se mencionan a la hora de señalar las claves para el éxito de una pareja. Las más prolongadas lo saben bien: aprendieron que, para ejercerlas, necesitaron, además, dominar el arte de hablar de lo difícil.
El amor es una construcción laboriosa, y, cuando perdura a lo largo de la vida, permite alcanzar un logro singular: tener entre dos un mundo interno común.
Por el doctor Pedro Horvat, médico psiquiatra y psicoanalista. Twitter: @horvatpedro.

via https://www.clarin.com/entremujeres/pareja-y-sexo/pareja/momentos-claves-atraviesan-parejas-duran-anos_0_Sk3bUx3Tg.html

Parejas de fin de semana: un nuevo tipo de relaciones

Parejas de fin de semana: un nuevo tipo de relaciones

Sara Clemente 9 diciembre, 2017 en Pareja 6354 compartidos
Pareja agarrada al lado de la ventana como un ejemplo de parejas de fin de semana
No hablamos de aquellas escapadas románticas que se hacen en pareja los fines de semana y sirven para desconectar. Tampoco de las que se crean durante 48 horas y después se esfuman. Hablamos de las parejas de fin de semana, las que solamente se ven sábados y domingos. Pero eso de vivir como en una luna de miel permanente, ¿realmente funciona?
Normalmente, las personas que las forman se encuentran en un momento cumbre de su carrera profesional. Suelen tener entre 25 y 35 años y viajan con frecuencia. Al no tener demasiado tiempo los días laborables para dedicarle a su pareja, deciden verse con su compañero durante el fin de semana.

La recompensa de un sacrificio diario

Muchas relaciones fracasan por la distancia. Al no renovar la pasión y el cariño de manera continuada, los kilómetros terminan por hacer mella. Pero esto no sería un problema para aquellas relaciones que mantienen viva la llama de su amor, al menos durante el fin de semana. Saben que, esos dos días son por y para ellos. Y les sirven como recompensa de jornadas duras de trabajo.
Además, se echan de menos durante muchos días, por lo que sábado y domingo tienen tremendas ganas de verse. Eso hace que su fase de enamoramiento se alargue. Es decir, verse menos asiduamente hace que cada vez que se encuentren sientan que es como la primera vez. Sería una especie de flechazo constante que remarca los aspectos positivos de la relación.
Otra de sus ventajas es que, al tener tan poco tiempo para compartir con el otro, cada uno da lo mejor de sí mismo durante esos ratos. Por eso, no suelen perder el tiempo en discusiones absurdas. Atajan los conflictos, para aprovechar el tiempo al máximo. A su vez, esto permite que cada uno se centre en lo que le aporta el otro y en sus cualidades.
Tazas de café con forma de corazón

Los contras también son abundantes en las parejas de fin de semana

Hemos destacado antes que la distancia física es una de los grandes retos de cualquier noviazgo o matrimonio. Las parejas de fin de semana también pueden ser víctimas de ella. La inseguridad que se crea sin un contacto diario puede generar dudas y celos hacia el otro. Esto, alimentado de manera diaria, puede llegar a ser motivo de ruptura e incluso de infidelidad.
Por otro lado, revivir todos los fines de semana ese amor no significa que la relación vaya hacia delante. Esta manera de verse puede estancar la relación. Parece como si ambos estuvieran cómodos con la situación y ninguno pretendiera dar un paso al frente.
Es una sensación de impotencia y conformismo a partes iguales. Se puede llegar a generar una sensación de vivir en espiral por frustración, impaciencia e incluso, aburrimiento.

Cuanto más duradero, más fuerte

Aunque cantidad puede no ser sinónimo de calidad, en este caso, parece serlo. Cuantos más años de relación tenga una pareja, más fuerte serán sus vínculos y sus cimientos. Debido a ello, es menos probable que una relación se rompa por la distancia, cuanto más tiempo lleven juntos.
Por ejemplo, pongamos el caso de una relación de años en la que uno de los miembros debe irse a trabajar temporalmente a otro país. La distancia puede incluso llegar a endurecer más los lazos de unión entre ellos. La pone a prueba y, si sale bien, se convierte en un pilar más de la misma.
Por el contrario, si la relación solamente lleva fraguándose unos cuantos meses, hay una alta probabilidad de que no exista el suficiente compromiso como para mantenerla.
Manos unidas por los dedos

¿Saben si son compatibles?

Las parejas de fin de semana conviven durante unas cuantas horas. Sábado y domingo comparten cama, comidas y tiempo. Pero, ¿es comparable al día a día de una pareja que vive en una misma casa y tiene que hacer frente a responsabilidades compartidas?
Este tipo de encuentros esporádicos no permite saber cómo realiza el otro las tareas del hogar. Tampoco cómo reacciona cuando algo le molesta, qué manías tiene, qué le gusta hacer al llegar a casa o cómo cocina. Es una relación algo superficial. Quizá se dejen entrever algunos de estos detalles, pero no es lo mismo.
Pareja tomándose un café

Secretos del éxito en pareja

En cualquier caso, las parejas de fin de semana son una realidad. Nadie puede determinar la duración de una relación en base a cómo se han conocido o cuáles son los parámetros de la misma. Solo los miembros de la relación de pareja saben lo que se cocina en sus vidas.
Sin embargo, sí existen ciertas características que se dan en todas las parejas exitosas. Algunas de ellas son, por ejemplo, la admiración, el respeto mutuo y la ausencia de codependencia. Además, las expectativas de ambos han de ser realistas y basadas en una elección: amar al otro.
Por supuesto, la base ha de ser la comunicación y la confianza. Se tiene que poder hablar de todo y manifestar cada uno su punto de vista, sin temor a ser juzgados o rechazados. Las parejas atraviesan por momentos preciosos y felices, pero cuando llegan los más duros, deben ser capaces de decirse las cosas tal y como las creen.
Todas estas características pueden estar perfectamente presentes en las parejas de fin de sema
na. Solamente se ha de poner sobre la mesa lo que cada uno puede aportar al otro, cómo vive esa relación, cómo afecta la distancia a la misma y si la situación le hace feliz.
¡Si ambos congeniáis, entonces puede ser una relación muy sana y duradera!

Sara Clemente
"El impulso fue el Periodismo, mi ilusión y energía emocional es la Psicología. Primo la deportividad, el respeto y la educación."

via  https://lamenteesmaravillosa.com/parejas-de-fin-de-semana-un-nuevo-tipo-de-relaciones/

Cinco Cosas que no Puedes Evitar Aunque te Protejas


Protegerte constantemente de cualquier sufrimiento no es la mejor forma de ser feliz. Hay cosas que no puedes evitar aunque te esfuerces. Cinco Cosas que no Puedes Evitar Aunque te Protejas
La búsqueda de la felicidad nace del instinto natural de la alegría, sin embargo, existen muchos ingredientes que resultan inevitables en distintos momentos. Es positivo que tomemos conciencia de todo aquello que no podemos evitar ya que, gracias a esta perspectiva, podemos empezar a tener una visión realista de la propia vida. ¿Qué es lo que no puedes evitar aunque lo intentes con todas tus fuerzas?

El sufrimiento

A nadie le gusta sufrir, es más agradable estar en una fiesta. Sin embargo, en el viaje de la vida, el sufrimiento es inevitable. Por mucho que los libros de autoayuda edulcoren la realidad, existen circunstancias en las que tu mundo interior se resiente. Cada persona acumula su propia dosis de sufrimiento existencial que es el resultado de esas vivencias con un tono gris. Solo es posible entender el sufrimiento ajeno desde la empatía de lo que significa la herida.

El desamor

Por mucho que te protejas en el plano sentimental, por mucho que quieras llevar las riendas de tu propia vida, no controlas todos los detalles. No sabes en qué momento puedes conocer a alguien que rompa tus expectativas. No sabes qué puede ocurrir en el futuro de tu historia de amor. Sencillamente, porque incluso aunque tengas la certeza respecto de aquello que tú sientes, el futuro queda abierto a otros muchos factores.

La decepción

Uno de los sentimientos más desagradables y que se materializa en el hecho de todo aquello que es importante para ti y, a pesar de tu esfuerzo previo y tus ilusiones, ese hecho ha roto todas tus expectativas. Alguien te dirá que es mejor vivir sin expectativas, es decir, no depositando tantas ilusiones en algo que no se ha dado todavía. Lo cierto es que el hecho de tener expectativas es un síntoma de vida. Debemos ajustarlas, sí, pero no matarlas. ¿Acaso existe algo más decepcionante que matar cualquier tipo de ilusión previa?

Las despedidas

Cuánto duelen las despedidas, especialmente, aquellas que son definitivas. La muerte es un ejemplo de ello. La muerte muestra el peso de lo inevitable a través de una separación que propicia la angustia del vivir. Existen momentos en los que la parte existencialista del alma late con más fuerza. Esa parte consciente que se hace preguntas sobre el sentido de la vida, el miedo a la muerte y cuestiones que se retroalimentan en forma de bucle. Despedirte de alguien a quien deseas seguir viendo es una de las contradicciones más dolorosas de la existencia.
Una situación que también puede darse en la forma del desamor o una amistad rota.

5. Fracaso

El fracaso existe, aunque también tenga lecciones que lo fortalecen. Sin embargo, por mucho que lo evites, vivirás situaciones en las que los resultados son muy distintos de lo que habías planificado. Y entonces, tienes que empezar de nuevo. Protegerte para no fracasar nunca más significa no volver a emprender nunca más la conquista de un sueño.
 via  https://psicologiayautoayuda.com/autoayuda/cinco-cosas-que-no-puedes-evitar-aunque-te-protejas/